El Gobierno camerunés reacciona ante la caza furtiva de elefantes

Elefante

Hace unos días, NaturaHoy informaba sobre la matanza de elefantes en Camerún que alcanzaba los 450 ejemplares abatidos, a pesar de los cual el país africano no ponía medidas para acabar con esta situación. La reacción del Gobierno camerunés es ahora una realidad, ya que ha trasladado al parque nacional Bouba Ndjida a más de 100 soldados del Ejercito del país para tratar de frenar la caza furtiva de estos animales.

Según fuentes de la zona de Bouba Ndjida, los autores de la caza furtiva proceden de Sudán y de Chad y se desplazan en grupos de medio centenar de personas. Éstos comercian con el marfil de los comillos de elefantes, que cambian por dinero y armamento empleado en conflictos de países vecinos.

Tal y como reza el comunicado del Gobierno leído en la televisión estatal, "la operación de búsqueda de cazadores furtivos durará mientras los elefantes sigan estando amenazados y hasta que los sospechosos sean juzgados por los tribunales cameruneses". Efe

Tags: