Portada » Biodiversidad » 145 ballenas varadas mueren en Nueva Zelanda

145 ballenas varadas mueren en Nueva Zelanda

2
Acciones
Pinterest Google+

Las ballenas piloto fueron avistadas por un excursionista que alertó el a las autoridades sobre el trágico suceso en la bahía de Mason.

La imagen resultaba de lo más desoladora. Si ya resulta lamentable ver a un solo cetáceo varado o muerto en la playa, qué sensación puede provocar ver a nada menos que casi centenar y medio de ellos. Ocurrió en en la isla Steward (Rakiura), en el extremo sur de Nueva Zelanda.

Las ballenas se encontraban distribuidas en dos grupos separados por dos kilómetros. El excursionista llamó a las autoridades y los equipos de salvamento, que al llegar, se encontraron con que la mitad de las ballenas ya estaban muertas, mientras que el resto se encontraba en un estado de agonía. Nada se pudo hacer por los animales acuáticos, el difícil acceso a la zona en la que se encontraban dificultaba las tareas de rescate obligando a sacrificar a los vivos. “Tristemente la posibilidad de reflotarlas con éxito eran extremadamente bajas. La lejanía del lugar, la falta de personal y el deterioro de la condición de las ballenas implicaba que lo más humano que se podía hacer por ellas era sacrificarlas”, explicó explicó el gerente de operaciones en Rakiura del Ministerio de Conservación de Nueva Zelanda, Ren Leppens.

Aunque los casos de ballenas y delfines varados son bastante frecuentes en la zona —unos 85 por año—, suele tratarse de casos individuales. El abrumador número de ejemplares encontrados de una sola vez es algo realmente inusual y despertado la preocupación de los grupos ecologistas y las autoridades del país.

Siguiente noticia

Una presa deteriora un ecosistema en Tailandia

Siguiente noticia

Quince nuevos lugares en la UICN