Home»RSE»28 pollos de cernícalo primilla anillados en la masada de Alguaire (Lleida)

28 pollos de cernícalo primilla anillados en la masada de Alguaire (Lleida)

0
Acciones
Pinterest Google+

Un total de 12 parejas forman la colonia que se ha instalado en el tejado de la masada que la asociación Trenca restauró esta primavera. Es una de las colonias más importantes de cernícalo primilla (Falco naumanni) en Cataluña.

Durante este mes de julio, técnicos del Departament d’Agricultura (DAAM) han anillado los pollos de cernícalo primilla nacidos esta temporada en el nuevo tejado de la masada de Alguaire (Lleida), especialmente diseñada para favorecer la nidificación de esta ave. Las parejas reproductoras han sido 12, de las cuales una fracasó en su intento. Las 11 puestas restantes siguieron adelante con eclosiones y cría de pollitos. Ha sido 28 los pollos anillados, es decir, una media de al menos 2 -3 pollos por pareja reproductora.

Las puestas tienen lugar durante el mes de mayo. Los pollitos se anillan con una edad aproximada de 25 días (a punto de empezar a volar). Como las puestas no coinciden en fechas, para anillar a los pollos de la colonia con esta edad hay que realizar una serie de sesiones de anillamiento, que pueden ir desde los últimos días de junio hasta la tercera semana de julio, según la temporada y las características de la colonia.

La restauración de este tejado estaba incluida dentro de los objetivos del acuerdo de custodia que Trenca firmó el pasado mes de octubre con el propietario de la finca, situada en el término municipal de Alguaire (El Segrià, Lleida). El cernícalo primilla es una especie migradora que llega a Europa en primavera, y en otoño se va a África. La obra de restauración se llevó a cabo con la ayuda de Endesa esta pasada primavera, antes de que llegasen los primeros cernícalos primillas.

La custodia del territorio es una estrategia de la sociedad civil para la conservación de los valores naturales, culturales y pasajísticos. Mediante un acuerdo de custodia se realiza un pacto voluntario entre una entidad de custodia y la propiedad de los terrenos, dirigido a mantener o mejorar el patrimonio natural o cultural de las fincas objeto de la custodia.

Siguiente noticia

2.900 parejas de flamencos rosas en Marismas del Odiel

Siguiente noticia

Las agujas colinegras se quedan en invierno en Doñana por los arrozales