Portada » Biodiversidad » ¿Cómo afecta un terremoto a la fauna y flora?

¿Cómo afecta un terremoto a la fauna y flora?

4
Acciones
Pinterest Google+

El terremoto que ha azotado México con una fuerza de 7’1 en la escala de Richter ha dejado un panorama de destrucción en el país que no solo afecta a sus habitantes humanos.

¿Sabes qué consecuencias tiene para la fauna y el medio ambiente una sacudida de esa magnitud? Siempre se ha dicho que los animales están dotados de cierta sensibilidad a la hora de predecir un seísmo. Las especies que han mostrado una mayor capacidad precognitiva en esta materia son los gatos, en tierra, o los siluros, en medios acuáticos. Pero poco sabemos del después, y probablemente los efectos que tiene en la vida animal sean la razón por la que ven venir el desastre.

Los terremotos provocan un fuerte impacto ambiental. Para empezar, producen cambios en el paisaje y las condiciones de este. No es solo el hecho de que desaparezca una cantidad determinada de árboles y plantas, es lo que provoca el que esto ocurra. Los cambios en la estructura y composición de la tierra hacen que las condiciones de fertilidad del suelo cambien, lo que puede provocar que pase mucho tiempo hasta que esa zona recupere el verdor, o que las nuevas plantas sean distintas a las anteriores, afectando al hábitat de las especies animales de esa zona. Esto desencadena un cambio en la biodiversidad que cuesta mucho medir, por lo que los daños son difícilmente cuantificables en un largo periodo de tiempo.

Otra de las posibles consecuencias para el medio ambiente de un terremoto está relacionada con la actividad previa del hombre. El derrumbe de fábricas puede acarrear escapes de gases y productos químicos que contaminen el suelo y la vegetación, provocando la merma y migración forzada de las especies animales que verían alterado sus ciclos anuales y principales fuentes de subsistencia. Es, de hecho, el caso de México, pues los escapes de gases nocivos se han convertido en uno de los principales problemas para las autoridades del país.

Si bien no se ha registrado un cambio conductual de los animales que pueda ser achacable al temblor, más allá del estrés que este pueda provocarles, el cómo afectará a la vida de la flora y fauna guarda más relación con el estado de su entorno.

Siguiente noticia

Sé un Lord o una Lady de Escocia y ayuda a la naturaleza

Siguiente noticia

Los furtivos matan 1.200 rinocerontes al año