Portada » Curioso » Más anacondas en el Cosmocaixa de Barcelona

Más anacondas en el Cosmocaixa de Barcelona

0
Acciones
Pinterest Google+

La naturaleza ha vuelto a dar buenas noticias en el Cosmocaixa de Barcelona. En este recinto, concretamente en el llamado Bosque Inundado, han nacido 38 nuevas crías de anaconda verde tras siete meses de gestación. La madre habita en esta zona desde hace una docena de años. Fuentes de la organización han confirmado que todas las crías están en buen estado de salud, aunque eso sí, no podrán ingerir alimentos hasta que cambien la piel.

El recinto en el que se encuentran, cederá estos ejemplares –cuando estén en condiciones– a acuarios, zoos y universidades que tengan entre sus proyectos el estudio de esta especie con el objetivo de conocer un poco más sobre ella.

Crías anaconda verde. Foto: Cosmocaixa Barcelona.
Crías anaconda verde. Foto: Cosmocaixa Barcelona.

¿Qué sabes sobre la anaconda verde?

Se trata de una especie típica de sabanas y zonas tropicales, como los bosques. Habita las aguas tranquilas y profundas. Es relativamente sencillo encontrarse con ella en la cuenca del río Orinoco, en la zona este de Colombia, o en el famoso río Amazonas, en la parte de Brasil.

Este tipo de anaconda se alimenta de peces, mamíferos, aves, roedores, reptiles, caimanes y hasta otras anacondas. En realidad, prefieren presas de mayor tamaño, incluso más grandes que ellas. Cuando nacen, las crías son autosuficientes. Suelen medir en torno a 70 centímetros de longitud y pesar unos 200 gramos. El periodo reproductor se da cada dos años. Las hembras incuban los huevos internamente durante siete meses y de cada puesta suelen nacer entre 20 y 40 crías.

Pertenecen a la familia boa y no son venenosas, matan por asfixia con sus poderosos cuerpos. Las hembras son más pesadas que los machos y se pueden aparear con hasta 13 machos a la vez. Durante la gestación no comen, así que es habitual que se coman a los machos tras la puesta.

Un animal muy curioso que, pese a encontrarse solamente en la Sudamérica más tropical, ahora también tiene un hogar en Barcelona.

Siguiente noticia

Un proyecto recupera la biodiversidad en hábitats marinos

Siguiente noticia

Salvando las leyes de la naturaleza en Europa