Portada » Aves » El descenso de las aves forestales y arbustivas en 2018

El descenso de las aves forestales y arbustivas en 2018

2
Acciones
Pinterest Google+

Aunque la tónica histórica de las especies de los ambientes forestales y arbustivas es al alza, en el último año (2018) se ha observado un descenso generalizado de las poblaciones de aves en todos los ambientes, incluidos los forestales, según datos del Programa Sacre de SEO/BirdLife que sigue poblaciones de las aves en primavera. El descenso de poblaciones en los medios boscosos también ocurrió en los años 2005, 2009 y 2013, recuperándose positivamente las poblaciones de estas aves en los años posteriores.

Evolución de las poblaciones de aves asociadas a medios forestales. ©Fuente SEO/BirdLife
Evolución de las poblaciones de aves asociadas a medios forestales. ©Fuente SEO/BirdLife

En los medios arbustivos en el último año (2018) también se ha producido un descenso notable de las poblaciones. Casi la mitad de las especies consideradas han tenido descenso de su población respecto a 2017, especies que van acumulando declive año tras año como el alcaudón común, el alcaudón dorsirrojo, el alcaudón real, la collalba gris, la curruca rabilarga, la curruca zarcera, el escribano cerillo, el escribano hortelano, el escribano soteño y la tarabilla europea.

“El abandono del campo y el crecimiento de las masas arbustivas favorece a determinadas especies pero también se ven otras perjudicadas. Este aumento de extensión o de densidad de momento no está favoreciendo a muchas de las especies ligadas a este medio, pues faltan otros elementos en este ambiente que sí favorecerían la presencia de las que ahora están en declive, como el pastoreo extensivo”, asegura Juan Carlos del Moral, coordinador del Área de Ciencia Ciudadana de SEO/BirdLife.

Posibles causas del descenso de aves forestales y arbustivas

Entre las posibles causas del declive SEO/BirdLife apunta que la primavera de 2018 fue especialmente lluviosa y fría lo que pudo influir en la presencia de aves en nuestro territorio en plena época reproductora y una falta de productividad en ese año. No hay hay que olvidar que  gracias al trabajo voluntario de cientos de personas es posible llevar a cabo estos análisis de gran importancia para la  conservación de nuestra biodiversidad. Cuantas más personas se sumen al seguimiento de aves mejor conoceremos la evolución de estas.

Siguiente noticia

Una zorra ártica recorre 3 500 kilómetros en 76 días

Siguiente noticia

¿Por qué tienen melena los leones?