Portada » Curioso » Una avispa con una cabeza en el trasero

Una avispa con una cabeza en el trasero

5
Acciones
Pinterest Google+

Una avispa única en el mundo por dos motivos. El primero de ellos es su exclusividad, ya que sólo se conoce un ejemplar en el planeta. El segundo, más peculiar todavía, es su sorprendente anatomía: su trasero tiene forma de cabeza de hormiga.

Actualmente, se encuentra en conservación en el Museo de Historia Natural de la Universidad de San Marcos de Lima, fue descubierta en la región amazónica de Perú y se le conoce con el nombre de Clistopyga caramba. Pero sus curiosas nalgas no se tratan de una deformación, como se creía hasta hace poco. Un estudio realizado por Iari Sääksjärvi, el zoólogo finlandés que le puso nombre al singular animal, ha determinado que consiste en un caso aislado y desconocido.

Sin embargo, que éste sea el único ejemplar del que se tiene conocimiento no significa que su familia esté extinta, ya que existen muchos insectos que imitan a otras criaturas para sobrevivir. Sería una estrategia para atraer a otros bichos y poder devorarlos. Aún así, pese a su peculiaridad y a los estudios realizados, sigue abierto el debate sobre si esta una sola avispa es suficiente para aceptar la existencia de su especie.

Curiosidades de la avispa

Éste no es el único insecto de la familia de los véspidos que guarda una singularidad. En la actualidad, son muchos los tipos de avispa que existen y que se diferencian entre ellos:

  • La avispa momificadora. Este curioso bicho, descubierto en un bosque nuboso de Ecuador, cumple un importante papel para la vida de la selva: momificar a diversos tipos de orugas para secar el cuerpo del animal. Y, es que, por muy hediondo que parezca, con eso evitan que estas últimas se alimenten de la vegetación del bosque.
  • La avispa que ataca a las células cancerosas. Varios científicos han descubierto que la picadura de este insecto, considerablemente dolorosa, podría ser muy eficaz contra el cáncer. Su veneno ataca directamente a las células dañadas sin tocar las sanas. Lo bueno, también, es que esta avispa vive en grandes comunidades.
  • La avispa de mar. No es una avispa como tal. Se trata de una medusa de inofensiva apariencia cuya letal picadura puede matar a una persona en tan solo cuatro minutos. Ataca al corazón, al sistema nervioso y a las células de la piel.
Siguiente noticia

El sisón común es el ave del año en 2017 para SEO/BirdLife

Siguiente noticia

Lagartijas cola de látigo y el sexo lésbico