Portada » Aves » Para salvar a los buitres hacen falta una docena de años

Para salvar a los buitres hacen falta una docena de años

2
Acciones
Pinterest Google+

Más de cien acciones y un plan a doce años es lo que han propuesto los expertos para garantizar la salvación de todas las especies de buitres que existen. Así al menos lo recoge en su web SEO/BirdLife, donde se habla de un proceso en el que han participado 43 expertos de 22 países diferentes. El objetivo es lanzar el citado plan en la próxima cumbre de la Convención sobre la Conservación de las Especies Migratorias (CMS), que tendrá lugar en Filipinas en octubre d 2017.

En una reunión preparatoria, organizada en Toledo, los expertos se han unido para trazar las líneas del plan, que incluye más de un centenar de acciones con la intención de frenar las amenazas que sufren los buitres. Por ejemplo, la sustitución de la munición de plomo, la prohibición de productos tóxicos, como cebos envenenados, o el comercio de algunas partes de los buitres, que se utilizan en África y Asia para la hechicería. Garantizar el alimento y disminuir el riesgo de mortalidad por electrocución y colisiones es también prioritario.

Buitres: situación de emergencia

“La situación de emergencia en la que se encuentra la mayoría de los buitres del Asia y Europa exige un plan de choque inmediato. No solo son especies maravillosas que debemos conservar, sino también proveedores de servicios ecosistémicos clave gracias a su posición en la cúspide de la pirámide trófica. Estamos exterminando, muchas veces sin quererlo, a verdaderos aliados. Sin ellos, el coste de eliminar los cadáveres de los campos será enorme”, ha explicado Iván Ramírez, director de Conservación de BirdLife en Europa y Asia Central.

Hay 16 especies de buitres amenazas de las 23 que existen en el planeta, y de ellas, cuatro africanas y cuatro asiáticas están en peligro crítico. En la convención, los participantes han acordado incluir 10 especies de buitres africanos y asiáticos en el apéndice 1 de la CMS, y esto consigue poner a su verdadero nivel de importancia el grado de amenaza y sus necesidades de conservación.

Siguiente noticia

Seudorrabia, el virus que ataca al lince ibérico

Siguiente noticia

Galería de especies amenazadas en España