Portada » Lince » Nueva camada de lince ibérico en Portugal

Nueva camada de lince ibérico en Portugal

0
Acciones
Pinterest Google+

La conexión Portugal-España funciona. Un macho de lince ibérico viajó desde Doñana hasta Portugal para aparearse con una hembra portuguesa y tener la primera camada del 2017. Esto representa que funciona a las mil maravillas la conexión entre las poblaciones de lince ibérico de ambas naciones. La noticia la ha dado el Instituto de Conservación de la Naturaleza y los Bosques (ICNF), que es la que se encarga de la reintroducción en Portugal del ilnce.

Mundo es el nombre del macho español de dos años de edad y padre de la camada. Su pelaje ha sido clave a la hora de reconocerlo, ya que no tiene collar localizador por haber nacido en el campo. La última vez que lo avistaron fue en noviembre de 2016, por tierras de Doñana. Posteriormente se desplazó más de 170 kilómetros hasta Serpa, al norte del valle del Guadiana, en Portugal. Allí se encontró con Malva, la hembra de lince ibérico que se apareó con Mundo, y que fue reintroducida en esa zona del Guadiana en 2016.

El apareamiento tuvo lugar en diciembre de 2016 y ahora la familia permanece en el entorno del Guadiana. Son las primeras crías detectadas en 2017. Se cree que Mundo es el padre porque se mantiene en la zona.

Corredor natural del lince ibérico

El éxito del corredor natural entre España y Portugal está siendo contrastado. Se posibilita así un flujo genético de la población de Doñana. Es una buena noticia, ya que hasta ahora se pensaba que los linces de Doñana estaban peligrosamente aislados de otras zonas y que no eran capaces de dispersarse hacia otras áreas.

Ambos países desarrollan un proyecto conjunto financiado por la Comisión Europea para recuperar la especie. En total han sido ya liberados más de 170 linces con el objetivo de mejorar su estado de conservación, algo vital para mantener el equilibrio en el ecosistema.

Siguiente noticia

La población del sisón común baja un 50 por ciento

Siguiente noticia

El calentamiento global desplaza a las especies