Caracoles para comprobar la recuperación de la fauna tras los incendios

La presencia de caracoles terrestres constituye un buen indicador de la correcta recuperación de la fauna de un lugar afectado tras un incendio.

Los caracoles necesitan para vivir el humus y los restos de hojas, los que son destruidos cuando se produce un incendio. Así, se puede obtener que la presencia de caracoles es síntoma de que las condiciones microclimáticas del suelo, y de que la estructura vegetal del mismo son las adecuadas.

El estudio ha sido realizado en el Parque Natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac (Barcelona), tratándose cinco zonas: una de control no quemada y otras cuatro con diferentes tipos de tratamiento postincendio.

Tags: