Portada » RSE » CEPSA estudia la presencia de murciélagos en la Laguna Primera de Palos

CEPSA estudia la presencia de murciélagos en la Laguna Primera de Palos

0
Acciones
Pinterest Google+

Los murciélagos constituyen el grupo de mamíferos más amenazado de Europa siendo, además, un aliado muy beneficioso para el hombre debido a su dieta insectívora, por lo que se hallan protegidos por la ley. Consciente de su importancia, CEPSA ha iniciado un estudio sobre estos mamíferos que se enmarca dentro del programa de seguimiento, puesta en valor de sus recursos y educación ambiental que lleva a cabo en la Laguna Primera de Palos, situada en el entorno de las instalaciones de CEPSA en Huelva.

De las treinta especies de murciélagos presentes en el territorio peninsular, sólo seis han sido detectadas en el litoral de la provincia de Huelva. Este escaso número podría estar relacionado con el desarrollo urbanístico y la reducción de hábitats naturales propicios para los murciélagos (bosques centenarios, roquedos y cavidades tales como cuevas, grutas, simas, etcétera).

Esta nueva acción es parte de la política de protección de la biodiversidad que desarrolla CEPSA para especies protegidas o amenazadas. Los principales objetivos de esta iniciativas son, por un lado obtener información sobre la composición de la comunidad de murciélagos que utiliza la laguna como zona de paso, alimentación, reproducción o descanso; identificar los factores que favorecen la presencia de murciélagos en la Laguna así como los posibles impactos; conocer las tendencias estacionales e interanuales de las poblaciones de las distintas especies de murciélagos a escala local; y contribuir a mejorar el conocimiento de la biología y distribución de las poblaciones de murciélagos a escala regional, ayudando así a la conservación de estos mamíferos.

Este programa complementa los trabajos de conservación y sensibilización ambiental iniciados con los murciélagos endémicos en la isla de Tenerife.

Metodología

Para realizar este estudio se está recurriendo al análisis de los ultrasonidos emitidos por los murciélagos. Este tipo de sonido es empleado tanto para la actividad de caza (siempre nocturna) como para sus relaciones sociales y es específico para cada especie. Por medio de detectores muy sensibles se pueden registrar y grabar los ultrasonidos que después, tras un complejo proceso de análisis de las ondas en laboratorio, sirve para identificar a las distintas especies así como el tipo de actividad que esté realizando (de paso, de caza o social).

Los resultados preliminares han permitido detectar en la Laguna Primera de Palos  cuatro especies de murciélagos, lo que supone un 66,7 por ciento de las especies presentes en el litoral onubense y un 13,3 por ciento de las existentes en la Península. Estas especies son: el murciélago enano común, el murciélago enano de Cabrera, el murciélago de borde claro y el murciélago hortelano pálido.

Todas ellas son especies asociadas a ambientes antrópicos (urbanos y agrícolas), con excepción del murciélago de borde claro, que prefiere hábitats forestales y menos humanizados.

La actividad de murciélagos detectada en la Laguna Primera de Palos es elevada probablemente gracias a la abundancia de alimento en la zona y su presencia es importante ya que actúan como magníficos controladores biológicos de plagas.

Siguiente noticia

El descubrimiento del olinguito y otras noticias del verano

Siguiente noticia

Nace una cría de oso panda gigante en el Zoo de Madrid