Portada » Curioso » Cocodrilos parecidos a delfines

Cocodrilos parecidos a delfines

0
Acciones
Pinterest Google+

¿Te imaginas a un cocodrilo ser como un delfín? A priori, complicado. Pero si echamos un vistazo hacia atrás, aproximadamente a hace 180 millones de años, veremos que no lo era tanto. Un fósil que data de esa fecha ha arrojado algo de luz sobre el origen de los cocodrilos y cómo fue su evolución desde unos animales muy similares a los delfines. Se habla de que eran uno de los mayores depredadores de la costa en el periodo Jurásico.

La especie descubierta medía casi cinco metros de largo y poseía unos dientes grandes y afilados para cazar a sus presas. Además, poseía características similares a dos grupos de cocodrilos de esa época. Por un lado estaban los cocodrilos con una armadura en el vientre y la espalda y patas aptas para caminar en tierra firme. Por otro, estaban los que tenían aletas en la cola y patas aptas para nadar, sin armadura. Esta nueva especie descubierta poseía esas extremidades nadadoras y también la armadura, por lo que parece que es un eslabón perdido entre ambos grupos.

Fósiles de cocodrilos delfines

“Este fósil proporciona una visión única de cómo los cocodrilos comenzaron a evolucionar en formas de delfines y orcas hace más de 180 millones de años. la presencia de una armadura ósea y una aleta caudal resalta la notable diversidad de cocodrilos de la era jurásica”, explicó en un comunicado Mark Young, participante en el estudio con la Escuela de Geociencias de la Universidad de Edimburgo.

Los fósiles fueron encontrados en 1996 al noroeste de Hungría, y ahora estaban almacenados en un museo de Budapest. Fueron descubiertos por científicos de la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) y de otras instituciones alemanas y húngaras. Los resultados del estudio se han publicado en Peer J, donde se habla sobre esta una nueva especie que vivió en el Jurásico, y a la que han llamado Magyarosuchus fitosi.

Fragmentos de la pelvis del «M. fitosi» - Attila Osi
Fragmentos de la pelvis del «M. fitosi» – Attila Osi
Siguiente noticia

Un lagarto de sangre verde

Siguiente noticia

Alerta en Hawái, volcán