Home»Aves»Comienza el seguimiento de las aves nocturnas con el programa Noctua

Comienza el seguimiento de las aves nocturnas con el programa Noctua

0
Acciones
Pinterest Google+

El programa Noctua (Tendencia de las aves nocturnas), que de la mano de Seo BirdLife pretende obtener la evolución de la población de las especies de aves nocturnas (rapaces, chotacabras y alcaraván) en su época reproductora en España, ha comenzado sus primeros trabajos de campo en diciembre.

Aunque son muy pocas especies, menos de una decena, se trata de un grupo muy poco estudiado por las horas en las que es necesario desarrollar el trabajo de campo pero, al mismo tiempo, es un grupo relativamente fácil de identificar por la vista o por el característico canto, por lo que el número de personas que pueden participar es amplio. Así SEO/BirdLife coordina el programa de seguimiento de estas aves a escala estatal con la participación de cerca de 700 voluntarios.

Además de detectarse las rapaces nocturnas más comunes (autillo europeo, búho real, búho chico, cárabo común, lechuza común, mochuelo europeo) con este programa se registran otras más escasas como el búho campestre y se obtienen suficientes datos de otros grupos de aves de hábitos nocturnos como los chotacabras y el alcaraván.

De las cinco especies de rapaces nocturnas más comunes, tres muestran resultados bastante desfavorables: el autillo europeo, la lechuza común y el mochuelo europeo. Todas ellas en mayor o menor medida están asociadas a zonas de mosaicos agropecuarios y todas muestran un índice de la evolución de sus poblaciones con valores negativos respecto al año 2006.

Sólo el búho real y el cárabo común presentan una evolución positiva, sobre todo en el último año. En concreto, el búho real, que tras haber experimentado un gran incremento en años anteriores, llevaba tres temporadas en situación estable con ligero descenso, ha vuelto a tener un considerable aumento esta última temporada. La evolución positiva del cárabo es común al de otras aves comunes ligadas a medios forestales, como se muestra en los resultados del programa Sacre de tendencia de aves en primavera.

Por otra parte, también se ha detectado descenso de otras dos aves nocturnas, el alcaraván común y el chotacabras cuellirrojo que son, de nuevo, especies asociadas a medios agropecuarios. Sin embargo, el chotacabras europeo, con bastantes altibajos en su tendencia poblacional desde 2006, presenta un aumento de casi el 30% en la última temporada respecto a la anterior. Se trata de una especie ligada a medios arbustivos y forestales.

“España ha sido el país pionero en Europa en realizar un seguimiento de las aves nocturnas a largo plazo de estas características”, explica Virginia Escandell, técnico del Área de Seguimiento de Avifauna de SEO/BirdLife en Madrid, y coordinadora del programa Noctua. Para Escandell, además, el Noctua es también uno de los trabajos de seguimiento más atractivos, como confirman quienes participan en él: ”Solemos recibir comentarios de los participantes por la grata experiencia que les produce ver o simplemente escuchar a estas aves”, asegura.

El programa Noctua, junto al de seguimiento de las aves comunes en primavera (Sacre) o al de las aves en invierno (Sacin), forma parte del intenso programa de ciencia ciudadana que coordina SEO/BirdLife.

Siguiente noticia

Descubren un nuevo género de escarabajo canario

Siguiente noticia

Perú trabajará en el desarrollo sostenible de los bosques de la Amazonía