Portada » Planeta » Contaminación acústica: la naturaleza también escucha

Contaminación acústica: la naturaleza también escucha

1
Acciones
Pinterest Google+

El tráfico, las prisas, el estrés. Todo suma. Cada día vivimos sometidos a un exceso de contaminación sonora. El exceso de ruido en la ciudad es abrumador, pese a que poco a poco estemos acostumbrándonos a él. ¿Qué pasaría si te dijésemos que la naturaleza también escucha? ¿Qué no eres tú el único que sufre este tipo de contaminación? Una investigación ha demostrado que la contaminación acústica afecta de forma negativa a especies animales y plantas en parajes naturales.

La investigación ha sido llevada a cabo en Estados Unidos, por un grupo de expertos de la universidad de Colorado. Los ecosistemas pueden ser perturbados en áreas protegidas por culpa del exceso de ruido. Los resultados han sido publicados en la prestigiosa revista Science. Los datos hablan por sí mismos, el 63 por ciento de las zonas naturales protegidas en Estados Unidos registra ruidos realizados por el hombre, que duplican el volumen de los sonidos en la naturaleza. ¿Sabías que en el 21 por ciento de los parques, el nivel de ruido supera en diez veces los sonidos producidos por la propia naturaleza?

Contaminación acústica en la naturaleza

Hasta ahora los expertos pensaban que este era un problema puramente urbano, pero esta investigación pone el acento sobre la naturaleza. Altera tanto la distribución como el comportamiento de especies clave, y eso puede producir un efecto cascada sobre la integridad de los ecosistemas.

Aviones, carreteras, actividades industriales y concentraciones residenciales son las principales causas de contaminación acústica. A eso se le suma la de los visitantes que acuden a los parques naturales, alterando la rutina de las especies que habitan en ellos. El exceso de ruido merma la capacidad auditiva de los animales a la hora de escuchar a los depredadores acercarse y también influye en el apareamiento. Las plantas se ven afectadas por el comportamiento de los animales que se encargan de dispersas sus semillas.

Siguiente noticia

Narrando paisajes. Te dejará con la boca abierta

Siguiente noticia

La población del sisón común baja un 50 por ciento