Portada » Lince » Lo que no recuerdas y nunca supiste sobre el lince ibérico

Lo que no recuerdas y nunca supiste sobre el lince ibérico

15
Acciones
Pinterest Google+

Bello, carismático y misterioso. Así es el felino más amenazado del mundo y uno de los más estudiados, el lince ibérico. ¿Qué comen? ¿Cuál es su esperanza de vida? ¿Cuánto alcance tiene su vista? Esto y mucho más lo descubrirás en un artículo dedicado por completo a esta especie.

El lince ibérico, ¿cuánto sabes sobre él?

¿De qué se alimenta?
Su dieta se basa en la caza de conejos. El lince ibérico se alimenta casi en exclusividad de esta especie, aunque en invierno –cuando hay pocos ejemplares– puede ir a por roedores, patos e incluso ciervos. Tanto le gustan que no duda en eliminar o expulsar de su territorio a otros depredadores que se alimenten de lo mismo para asegurarse un buen suministro de comida. Como norma general, pueden comer un conejo al día.

¿Cuánto vive?
Su esperanza de vida es de aproximadamente 13 años. Corta e intensa.

¿Cuál es el alcance de su vista?
Seguro que en más de una ocasión te han dicho aquello de “tienes la vista de un lince” para destacar tus cualidades visuales. Este felino puede distinguir a un roedor a 75 metros de distancia, a un conejo a 300 y a un cervatillo a 500. Impresionante. Como curiosidad, el nombre de esta especie viene de un término griego que significa ‘ojos brillantes’. Tiene unos ojos de color verde amarillento preparados para poder ver tanto por el día como por la noche.

La soledad de los linces.
Es un animal muy solitario, aunque en época de reproducción permanece en pareja. Lo habitual es que haya una media de cuatro crías por camada, de los que sobreviven la mitad. Hasta los 10 o 12 meses no adquieren la independencia los cachorros de lince, pero permanecen junto a su madre durante al menos dos años. El periodo de gestación de una hembra es de 60 días y para poder reproducirse necesitan elegir bien el territorio. Le encantan los huecos en rocas y árboles.

El lince y la noche.
A este bello animal le encanta descansar durante el día y cazar por la noche. Es por lo tanto una especie nocturna. No obstante, en su época de celo –invierno– también se activa de día.

Características físicas.
Puede pesar entre 10 y 13 kilos dependiendo de si es hembra o macho. Posee una barba o patillas muy características, al igual que los penachos de sus orejas. Estos últimos son unos pelitos duros que pueden servir para mejorar su audición, para favorecer su camuflaje en la naturaleza y para espantar a los insectos.

Siguiente noticia

Los delfines rosas de Hong Kong están en peligro de extinción

Siguiente noticia

La hibernación en la naturaleza