Portada » Curioso » De gambas a plástico biodegradable

De gambas a plástico biodegradable

2
Acciones
Pinterest Google+

Hay un dicho que dice que del cerdo se aprovechan hasta los andares. Ahora también podríamos hacer extensivo este refrán popular a las gambas. Se está desarrollando un estudio que permitirá convertir las cáscaras de gambas en bolsas de plástico biodegradables.

La idea se está llevando a cabo por un grupo de científicos egipcios y británicos de la Universidad de El Cairo. El fin de esta propuesta es ayudar a reducir los daños medioambientales y la contaminación en Egipto.

En Egipto se producen entre 3.000 y 5.000 toneladas de restos de gambas. Si, de media, con un kilo de cáscaras de gambas se pueden crear entre 10 y 15 bolsas, estaríamos hablando de una producción estimada de hasta 75 millones de bolsas biodegradables.

Sin olores y válidas para alérgicos

El elemento que hará posible que las gambas puedan convertirse en bolsas de plástico es el quitosano. Al parecer este compuesto natural está presente en las cáscaras de estos crustáceos.  Primero deben lavarse las cáscaras de gamba y dejarlas secar, bien al sol o bien en un horno, para más tarde hervirlas. De este modo se eliminará el carbonato cálcico y se podrá disolver en una solución química para ser neutralizado. Después de su evaporación total, aparece el quitosano capaz de producir las películas necesarias para convertirse en bolsas de plástico.

Un punto importante es que este material final no tendrá ningún olor y será apto para personas alérgicas a los crustáceos.

Ayuda contra la contaminación

Egipto es un país con importantes problemas de contaminación que están provocados, en parte, por los envases de plástico no degradables. De todo el plástico que se utiliza en el país africano, solo el 2 % se recicla. Como señala  la doctora egipcia Irene Samy, que lidera esta investigación, “los envases de plástico no degradables provocan problemas medioambientales y de salud en Egipto, lo que incluye la contaminación del suministro de agua, que afecta particularmente a las personas que viven con pocos recursos económicos“.

Aunque por el momento solo quieren centrarse en el mercado local, no descartan la comercialización al resto de supermercados del todo el mundo.

Siguiente noticia

Nacen 15 gacelas de Cuvier tras su reintroducción

Siguiente noticia

Tortugas marinas amenazadas por la pesca de camarones