Portada » Biodiversidad » Detectan tres nuevas especies en la Laguna Primera de Palos que restaura CEPSA

Detectan tres nuevas especies en la Laguna Primera de Palos que restaura CEPSA

0
Acciones
Pinterest Google+

La Laguna Primera de Palos ha acogido este mes una jornada de anillamiento, una actividad desarrollada por el grupo local de la Sociedad Española de Ornitología (SEO), que se enmarca dentro del seguimiento a los procesos naturales que, en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Cepsa realiza en este espacio, considerado Paraje Natural, Zona Ramsar y Red Natura 2000.

Durante la Jornada se obtuvieron 32 capturas y 5 recapturas con un total de 17 especies: Mirlo (Turdus merula), Curruca cabecinegra  (Sylvia melanocephala), Curruca capirotada (Sylvia atricapilla), Curruca mosquitera (Sylvia borin), Curruca carrasqueña (Sylvia cantillans), Curruca mirlona (Sylvia hortensis), Pájaro moscón (Remiz pendulinus), Ruiseñor bastardo (Cettia cetti), Mosquitero común (Phylloscopus collybita), Petirrojo (Erithacus rubecula), Carbonero (Parus major), Torcecuello (Jynx torquilla), Papamoscas cerrojillo (Ficedula hypoleuca) y Papamoscas gris (Muscicapa striata), Mito (Aegithalos caudatus), Pico de coral (Estrilda astrild) y Gorrión moruno (Passer hispaniolensis).

Tres de estas especies, la Curruca mirlona, el Torcecuello y el Mito no habían sido capturadas anteriormente, lo que puede ser indicador de las mejoras ambientales llevadas a cabo en este espacio.

La curruca mirlona es la mayor de las currucas (de unos 15 cm de longitud) y su nombre se debe a que su canto recuerda al melodioso canto del mirlo, explica Cepsa en un comunicado. Se distribuye por la cuenca mediterránea y Asia menor y su hábitat favorito lo constituyen los bosques de encinas, alcornoques o acebuchales en los que abunda el matorral, siendo su alimento principal los insectos, aunque en verano y otoño incorpora en su dieta gran cantidad de pequeños frutos. En Andalucía se encuentra en la Lista Roja de Vertebrados Amenazados. Es una especie migradora transahariana, con áreas de invernada en África tropical.

Por su parte, el torcecuellos debe su nombre común a su capacidad de girar su cuello hasta 180°. Cuando es molestado, realiza movimientos sinuosos con la cabeza y cuello y eriza las plumas del píleo, combinación que le confiere un aspecto que recuerda a las serpientes. Se distribuye preferentemente por la mitad norte de la península, siendo escaso y estando en regresión en Andalucía, por lo que se encuentra incluido dentro de la Lista Roja de Vertebrados Amenazados.

Aunque pertenece a la familia de los pájaros carpinteros su eficiencia horadando es menor, por ello tiende a emplear orificios ya presentes en los árboles, antes que hacerlos ellos mismos. Posee una lengua muy móvil de gran longitud, que le permite extraer las larvas de insectos, fundamentalmente hormigas, de las cuales se alimenta tras horadar los troncos de los árboles. Es la única especie de esta familia que es migradora desplazándose a África durante la época invernal.

Por último, el mito, con un cuerpo más bien rechoncho y una larga cola, construye nidos muy elaborados con tejidos de musgo, líquenes e incluso telas de araña, en forma de bolsa y con una entrada lateral y se alimentan básicamente de insectos. Es una especie muy activa y acrobática, por lo que es complicada de fotografiar y suele habitar en los bosques y los sotos de gran parte de la Península Ibérica. Tiene una amplia distribución por Europa, parte de Turquía, y hasta China y Japón.

Laguna Primera de Palos

La Laguna Primera de Palos (laguna natural de agua dulce) se encuentra incluida en la Red de Espacios Protegidos de la Junta de Andalucía con la figura de Paraje Natural, y desde 2005 tiene categoría RAMSAR (Convenio Internacional para la conservación de estos espacios). Constituye una singularidad en el contexto nacional desde un punto de vista tipológico y de génesis, lo que le confiere un excepcional valor, pues contribuye a la riqueza de especies florísticas y faunísticas de la zona actuando como refugio y abastecimiento de elementos amenazados (nutria, malvasía, focha cornuda) o raros (avetoros, porrón).

Por primera vez en España, una industria colaboró con la Administración y centros de investigación en labores de restauración de un espacio natural definido por la Ley para Espacios Protegidos y, lo más destacado, también por vez primera una entidad privada dedicada al refino de petróleo se comprometió en la puesta en valor para uso público de este recurso.

Siguiente noticia

Lobo Marley presenta 200.000 firmas a la UE para la protección del lobo ibérico

Siguiente noticia

Un aguilucho cenizo marcado en La Rioja llega a Senegal para invernar