Portada » Biodiversidad » Un ecosistema único bajo el suelo de Yucatán

Un ecosistema único bajo el suelo de Yucatán

0
Acciones
Pinterest Google+

Como si hubiese sido sacado de una novela de Julio Verne. Las cuevas de Yucatán parecen un extracto de su Viaje al centro de La Tierra, con sus océanos subterráneos y sus especies de pez prehistóricas. A ese universo remite el hallazgo del equipo de investigadores de US Geological Service y un científicos entrenados en el buceo en cuevas. Un mar bajo la superficie, cuyo elemento principal es el métano y resulta la principal fuente alimenticia de las criaturas que lo habitan.

“El metano y otras formas de materia orgánica disuelta en su mayoría invisibles son la base de la red trófica”, explica David Brankovits, autor principal del estudio, y añade que es debido a ello que en estas cuevas “los animales adaptados a las cavernas pueden prosperar en la columna de agua en un hábitat sin evidencia visible de comida”.
Para llegar a la red de cuevas de Ox Bel Ha, en el noreste de Yucatán, donde tuvo lugar la exploración, fueron necesarias nuevas técnicas que previamente habían sido usadas por vehículos de inmersión en aguas profundas. El lugar es un estuario subyacente a la superficie terrestre de cuevas inundadas tanto dulce alimentada por las precipitaciones y salada del océano costero.

A ellas se accede a través de los cenotes, sumideros. El metano del suelo selvático se filtra hacia abajo, lo que de por sí es una rareza ya que este gas tiende a irse a la atmósfera. Una vez llega a las cuevas sirve de alimento a las bacterias, que a su vez alimentan a las especies animales que viven en ellas, principalmente crustáceos, entre los que se ha descubierto un nuevo camarón que puede alimentarse directamente del metano.

Se trata de un hallazgo tan sorprendente como importante, que supone una variación en la suposición de que la principal fuente de la red trófica bacteriana provenía de la vegetación y otros elementos del bosque tropical que descendían a las cuevas a través de los cenotes.

Siguiente noticia

Amaral: "No seas tú el buitre"

Siguiente noticia

Un estudio presentado por Red Eléctrica sobre la posidonia oceánica