Portada » Planeta » El cambio climático y la bóveda de semillas del fin del mundo

El cambio climático y la bóveda de semillas del fin del mundo

0
Acciones
Pinterest Google+

Puede parecer el título de una película catastrofista. Un largometraje donde al final suelen ganar los buenos. Sin embargo, no es ficción. Es realidad. La conocida bóveda de semillas que guarda muestras de los cultivos alimentarios de la humanidad está en peligro a causa del cambio climático. Así lo ha especificado un informe del Centro Noruego de Servicios Climáticos. La temperaturas del Ártico aumentan y este depósito global está en peligro.

El interior de una montaña en el archipiélago noruego de Svalbard guarda la Bóveda Global de Semillas. Se trata de un búnker que contienen más de un millón de muestras de semillas de 4.000 especies de plantas de todo el mundo. También hay variedades que se prevé puedan resistir a las consecuencias del cambio climático. Muchos conocen esta instalación como el Arca del Juicio Final y tanto su ubicación como su diseño están preparados para resistir el paso del tiempo y preservar las semillas. Incluso sin intervención de los seres humanos.

La bóveda de semillas

Para que nos hagamos una idea, todas las muestras están alojadas en cámaras frigoríficas a menos dieciocho grados. Además, la instalación se rodea de gruesas capas de hielo perpetuo de la montaña, lo que se conoce como permafrost. Esta hace que el contenido pueda estar congelado durante siglos, incluso superando un corte de energía eléctrica.

Sin embargo, ¿es todo tan seguro? Según los investigadores del Centro Noruego de Servicios Climáticos no es tan invulnerable como se pensaba al inaugurarse en 2008. El informe deja lugar a dudas al advertir que las emisiones de gases de efecto invernadero pueden provocar un aumento de la temperatura anual de la zona entre 7 y 10 grados centígrados para el final de este siglo. Esto puede propiciar que la capa de hielo que protege el búnker se vea reducida de forma considerable.

Además de esto, se prevé un aumento de las precipitaciones de entre un 45 y un 65 por ciento. Junto a esto, se producirán con mayor frecuencia e intensidad eventos meteorológicos extremos. Habrá inundaciones, tanto por lluvia como por deshielo.

Siguiente noticia

Siete veces lince

Siguiente noticia

¿Sabes qué es el 'bycatch'?