Portada » Mamíferos » El caso del oso y el exfoliante

El caso del oso y el exfoliante

0
Acciones
Pinterest Google+

Un oso pardo (Ursus arctos) ha sido fotografiado en Alaska exfoliándose la cara con una roca cubierta de crustáceos, un comportamiento que hace pensar en una inteligencia mayor a la que se le suponía a estos animales. 

La fotografía se tomó en el Parque Nacional Bahía de los Glaciares por Volker Deecke, un investigador del Centro de Vida Silvestre de la Universidad de Cumbria (Inglaterra). Para Deecke, "desde el punto de vista cognitivo, utilizar una herramienta de esta forma requiere capacidades de procesamiento de información que creíamos ausentes en los osos".

La nutria marina utiliza rocas para golpear y abrir almejas y erizos de mar, los elefantes asiáticos usan ramas de árboles para espantar moscas, algunos delfines nariz de botella usan esponjas de mar para cubrir sus rostros mientras buscan alimentos y las ballenas jorobadas generan burbujas para arrinconar y atrapar grupos de peces. BBC

Siguiente noticia

Las aguas de México, cuna para más de 3.550 ballenatos

Siguiente noticia

Vídeo: Una 'cámara escarabajo' entre los leones africanos