Portada » Aves » El milano real al borde de la extinción en Andalucía

El milano real al borde de la extinción en Andalucía

1
Acciones
Pinterest Google+

Se estima que el milano real podría llegar a desaparecer definitivamente en unos 20 años. Este ave rapaz de mediano tamaño y muy similar al milano negro, se ha declarado como animal en peligro de extinción tras detectar una importante reducción de los ejemplares en los últimos años.

El equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha alertado del gran descenso que ha sufrido esta especie desde los años 60 hasta la actualidad. El estudio que han elaborado demuestra que el milano real aún no se ha extinguido, gracias al trabajo del área protegida del Parque Nacional de Doñana.

Este área ha conseguido conservar las últimas 30 parejas que quedan de la especie.

Durante el estudio que se ha elaborado desde el CSIC, se ha podido apreciar cómo durante las últimas seis décadas se ha producido una disminución de la especie, junto con la contracción de su área de distribución, y unido a un deterioro de la capacidad de reproducción.

Frabrizio Sergio, investigador del CSIC, ha explicado que este deterioro de la especie, aunque más lentamente,  también se está produciendo en el Parque de Doñana. Pero al tratarse de un área protegida, los cambios se dan más dilatados en el tiempo.

Esta especie se enfrenta a diversas amenazas, contra las que Doñana no es totalmente inmune. Algunas de estas amenazas son: el uso ilegal de venenos, la electrocución, la transformación del hábitat, la exposición a contaminantes, el aumento de la presión de predación,etc.

Con este estudio se pretende poner en valor el gran trabajo de los parques nacionales como áreas de protección de la fauna en peligro de extinción. Pero también, pretende avisar de que estos parques no son una medida a largo plazo, ya que no están exentos de peligro.

Con respecto al problema, los expertos recomiendan actuar con rapidez. Por lo tanto, han propuesto iniciar un programa de marcaje con localizadores GPS que actúen como equipo de vigilancia, y permitan identificar a los ejemplares en tiempo real y así, poder localizar los lugares donde se produce la mortalidad.

Además, han afirmado que si se consigue aumentar la supervivencia de estas aves adultas, en tan sólo 10 años se podrían alcanzar los 70 ejemplares.

Siguiente noticia

Ciudad de México y la calidad del aire

Siguiente noticia

El Bosque Marino: un increíble proyecto de recuperación