Portada » Planeta » Extinción masiva: un millón de especies en peligro

Extinción masiva: un millón de especies en peligro

1
Acciones
Pinterest Google+

Noticia demoledora. Una plataforma de la ONU, formada por 150 científicos y diplomáticos de 130 países, se encuentra reunida en París y anuncia una nueva extinción masiva. «El hombre lleva camino de cargarse no menos de 25 000 especies animales y vegetales, que sin embargo son sus hermanas». Explica el informe de 1800 páginas de la Plataforma. «El patrimonio medioambiental mundial (…) lleva camino de verse alterado a un nivel sin precedente. De momento, y en una primera evaluación de 100 000 especies (de los ocho millones conocidos), la cuarta parte de ellas están amenazadas de extinción. Y la maquinaria de destrucción se embala, ya que en las próximas décadas podrían añadirse entre 500 000 y 1 millón más de especie«.

Es, sin lugar a dudas, el informe más completo que se ha realizado nunca sobre biodiversidad. Se basa en la información científica disponible de las últimas cinco décadas y ha sido aprobado por la Plataforma Intergubernamental Científico-Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas (Ipbes) de la ONU. Un estudio llevado a cabo durante los últimos tres años.

Causas de la extinción masiva

Entre las causas de esta extinción masiva se encuentran nuestras prácticas irresponsables en matera de agricultura y ganadería, la deforestación sin límites, la contaminación de los océanos, la pesca descontrolada, la caza furtiva, el cambio climático que resulta de todo ello y las emisiones de CO2. Con todo esto, la humanidad puede verse gravemente afectada. «La naturaleza es crucial para la producción alimentaria, para el agua pura, para los medicamentos e incluso para la cohesión social», explica Robert Watson, responsable de la Plataforma. Las principales conclusiones del informe se definen en tres puntos clave:

  1. es innegable la influencia de la actividad humana en el sistema climático,
  2. cuanto más perturbamos el clima más nos exponemos al riesgo de profundas, vastas e irreversibles consecuencias, y
  3. tenemos los medios para limitar el cambio climático y construir un futuro más próspero y sostenible.

Echando la vista atrás, cien millones de hectáreas han sido arrasadas en los trópicos para obtener madera o implantar cultivos de soja o aceite de palma desde 1980. Además, hasta 400 millones de toneladas de metales pesados y otros desechos se vierten al agua cada año. Los microplásticos son una plaga, afectando al 86 por ciento de las tortugas marinas, al 44 por ciento de las aves marinas y al 43 por ciento de los mamíferos marinos. Por si todo esto fuese poco, la producción de cultivos –con el consiguiente uso de pesticidas– ha aumentado un 300 por ciento desde 1970.

Reducción del hábitat marino y terrestre

El promedio de especies terrestres en los principales hábitats ha disminuido en un 20 por ciento desde 1900. Los anfibios son las especies más afectadas. Aproximadamente el 40 por ciento de ellos está en peligro. Le siguen los arrecifes coralinos (33%) y más de un tercio de los mamíferos marinos y tiburones. Para los insectos, el dato apunta a que el 10 por ciento están amenazados, con una población de 5,5 millones de especies.

El informe asegura que desde el siglo XVI al menos 680 especies de vertebrados han sido llevadas a la extinción. Por si todo esto fuese poco, más del 9 por ciento de todas las razas domesticadas de mamíferos utilizadas para alimentación y la agricultura se extinguieron hasta el 2016. Los datos no dejan lugar a dudas. Más de quinientas mil especies terrestres tienen un hábitat insuficiente para su supervivencia. ¿La solución? Restaurar sus hábitats.

«No ha habido otro tipo de extinción masiva igual», explica a ABC Unai Pascual, único español en el informe y profesor del Basque Centre for Climate Change (BC3). Es la primera extinción masiva provocada por el hombre en la historia del planeta.

Otras extinciones masivas

En los últimos 500 millones de años, la Tierra ha vivido otras extinciones masivas.  Hace 445 millones de años un período glacial eliminó al 70 por ciento de las especies. Hace 360 millones de años un agotamiento del oxígeno de los océanos hizo que desapareciera otro 75 por ciento. Hace 250 millones de años, los asteroides y la actividad volcánica fulminó al 95 por ciento restante y hace doscientos millones de años, tuvo lugar la última.

Un futuro aterrador para la naturaleza y la humanidad si no se toman medidas. Es más, ya se dan por perdidos el 80% de los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados para 2030. ¿Hay oportunidad para la esperanza? «A través de un cambio transformador, la naturaleza todavía puede conservarse, restaurarse y usarse de manera sostenible», dijo el director de IPBES. Sería necesario reorganizar todo el sistema económico, político, demográfico o social. Un nuevo modelo de vida.

 

Siguiente noticia

El zoo del siglo XXI para Barcelona

Siguiente noticia

Día Europeo de la Red Natura 2000