Portada » Aves » Gorriones cantando mil años las mismas canciones

Gorriones cantando mil años las mismas canciones

1
Acciones
Pinterest Google+

Puede ser bello. En ocasiones conmovedor. Habitualmente relajante. ¿Cómo es para ti el canto de un gorrión? Es posible que no pienses en un atributo como tradicional, pero también lo es. Así lo han descubierto un equipo de investigadores de la Queen Mary University y el Imperial College de Londres. Los gorriones americanos, conocidos como Melospiza georgiana, llevan cantando las mismas canciones durante más de mil años.

El estudio ha revelado que en el noventa y ocho por ciento de las ocasiones, este tipo de gorrión es capaz de aprender con precisión los cánticos. Y no son tonalidades al azar. Son seleccionadas entre las escuchadas entre sus semejantes. Para ser más exactos, los gorriones americanos tienen la capacidad de filtrar los nuevos sonidos de su ambiente y quedarse con aquellos que han sido interpretados durante cierto tiempo por otros ejemplares cercanos.

“Es bien conocido que muchas especies de pájaros aprenden sus canciones a partir de otros miembros de su especie. Entre los humanos, ese tipo de aprendizaje permitió que amplias comunidades compartieran el mismo dialecto”, explica el investigador Robert Lachlan. “Nuestro estudio sugiere que el comportamiento cultural de los animales puede compararse con el de los humanos en algunos aspectos”, asegura Lachlan.

Más de seiscientos gorriones en estudio

Para el proyecto se grabaron los repertorios musicales de 615 gorriones americanos distribuidos en seis grupos poblacionales de Estados Unidos. Los investigadores confirman que es la primera vez que se han utilizado simuladores culturales para analizar el comportamiento animal.

El estudio demuestra que los animales pueden generar tradiciones culturales estables. Algo semejante a lo que hacen los humanos, aunque con un cerebro mucho menor. Curioso, ¿verdad? ¿Qué canción cantarías tú y los tuyos durante los próximos mil años?

Siguiente noticia

La Antártida se derrite cada vez más rapido

Siguiente noticia

La comunicación de los grandes felinos