Portada » Ciencia » El gusano que se come el plástico que usamos

El gusano que se come el plástico que usamos

3
Acciones
Pinterest Google+

Un estudio reciente ha descubierto a este gusano, cuyo nombre científico es galleria mellonella, capaz de biodegradar el plástico al comerlo.

Ha sido la noticia del fin de semana para la biología y la lucha contra la acumulación de desperdicios plásticos en el mar, en concreto, el polietileno, que es el más usado en la fabricación de bolsas y envases. La doctora Federica Bertocchini, investigadora del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), es la autora de esta posible solución natural al problema. Ha descubierto que este insecto, popularmente conocido como gusano de cera, además de alimentarse de miel, hojas y la cera de los panales, también come plástico. Ahora, el siguiente paso es estudiar de que forma aplicar este hallazgo al problema de los residuos plásticos en el planeta.

Un descubrimiento casual

Bertolucci ha reconocido que el descubrimiento es fruto de la casualidad. Según ha explicado, la doctora es una gran aficionada a la apicultura y observó que los gusanos se colaban en los panales para comerse la miel y la cera. Para limpiarlos, metió a los gusanos en una bolsa cerrada durante unas horas y cuando volvió estos habían escapado por un agujero. Fue entonces cuando decidió investigar si habían sido los propios gusanos los que lo hicieron hasta obtener la respuesta que ahora conocemos.

La solución a un gran problema

El hallazgo llega como un rayo de esperanza a uno de los principales problemas medioambientales. Hace poco, en este mismo medio, leíamos la noticia de una tortuga enterrada en una playa de plásticos. Existen varias “islas de plástico” en la superficie oceánica, una de las más grandes se encuentra en el Pacífico con una extensión superior al estado de Texas. Al Gore es habitante simbólico de esta parte de lo que empieza a llamarse el sexto continente y que cuenta ya incluso con su propia moneda, bandera y hasta sellos.

Siguiente noticia

Un salvavidas pone en peligro a un manatí

Siguiente noticia

Las orcas podrían imitar la voz humana