Portada » Ciencia » Un iceberg, grabado al desprenderse de un enorme glaciar

Un iceberg, grabado al desprenderse de un enorme glaciar

0
Acciones
Pinterest Google+

Las imágenes de vídeo recogidas por un equipo de científicos muestran como un iceberg de 6’4 kilómetros se separa de un glaciar en Groenlandia.

En el impresionante vídeo puede verse como una parte del glaciar Helheim se separa para dar lugar a un iceberg ancho y plano que se aleja del resto de la masa de hielo. Al hacerlo, los icebergs conocidos como pináculos se desprenden y vuelcan. Más tarde, la cámara recoge cómo uno de los icebergs formados se estrella contra otro fraccionándolo en dos nuevas partes.

En resumen, el vídeo resulta todo un espectáculo de la naturaleza que no deja de ser la consecuencia de un problema cada vez más evidente: el aumento del nivel del mar por la subida de la temperatura global.

“El aumento global del nivel del mar es innegable y consecuente”, apunta David Holland, profesor del Instituto de Matemáticas Courant de la Universidad de Nueva York y NYU Abu Dhabi, investigador principal del proyecto que ha recogido las impactantes imágenes. Desde el equipo científico destacan la importancia de conseguir observar este tipo de fenómenos para “saber cómo y de qué maneras nacen los icebergs”, según apunta Denise Holland, coordinadora de logística del Laboratorio de Dinámica de Fluidos Ambientales de NYU y del Centro para el Cambio Global del Nivel del Mar de NYU Abu Dhabi, quien explica que son importantes “para las simulaciones porque finalmente determinan el aumento global del nivel del mar”.

Holland explica que una de estas estimaciones realizada 2017 contemplaba la posibilidad de que un colapso de toda la capa de hielo de la Antártida Occidental provocaría una subida de 3,3 metros en el nivel del mar, lo que superaría las áreas costeras de todo el mundo inundando las ciudades.

La Antártida Occidental ya ha drenado una masa de agua que representa aproximadamente el 4 por ciento del aumento global del nivel del mar. La cantidad se ha duplicado desde mediados de los años noventa.

Siguiente noticia

La Taruka, al borde de la extinción

Siguiente noticia

La espectacularidad de los loros