Portada » Biodiversidad » Inseminan a una leona asiática para salvar a la especie

Inseminan a una leona asiática para salvar a la especie

0
Acciones
Pinterest Google+

Un zoo de Praga ha decidido inseminar a la leona con el fin de dar esperanza a esta subespecie en serio peligro de extinción.

Los cuidadores de Ginni, la leona asiática de seis años de edad, han visto en ella la gran esperanza de su especie. Por ello, ha sido sometida en el zoológico de Praga a una inseminación artificial, una acción sin precedentes que pretende evitar su extinción en la India, el único lugar del mundo donde estos animales viven en libertad.

Un grupo de expertos de la República Checa y de Alemania durmieron a Ginni para inseminarla con semen del león Sohan, traído del zoo de Ostrava, en el este checo. «Es la primera inseminación artificial de la historia en la subespecie índica, y todo ha ido muy bien», reconocía con entusiasmo Thomas B. Hildebrandt, al mando del equipo que ha realizado la operación. Una intervención que duró cerca de una hora.

Sohan y Ginni se aparearon hasta 23 veces, por lo que hubo ovulación por medios naturales, sin embargo, un tumor en la leona y algunas glándulas de mucosa del útero obstruidas hacen que la hembra tenga una «fertilidad reducida» y haya sido necesaria esta inseminación. «No aplicaríamos este método inmediatamente», explicaba Hildebrandt que considera «lo natural es más importante que las técnicas artificiales». Habrá que esperar 60 días para observar si se producen cambios en la leona propios de un embarazo, como un aumento del tamaño de su cuerpo, desarrollo de sus mamas o cambios de conducta.

Escasa población

Las enfermedades virales y babesiosis, que afectan a los glóbulos rojos y que son transmitidas por garrapatas, mataron a treinta de estos leones en septiembre de 2018, según informan desde el zoo de Praga. El Parque Nacional del Bosque de Gir, en Gujarat, donde estos animales viven en libertad es «insuficiente» para garantizar la supervivencia de la especie, que en la actualidad cuenta con una población estimada de 600 ejemplares. A ellos se suma la población europea en cautividad, cifrada en unos 150.

Siguiente noticia

Los furtivos y otras trabas a la recuperación del lince ibérico

Siguiente noticia

Argentina inaugura su mayor parque nacional