Portada » Mamíferos » Koalas, funcionalmente extintos

Koalas, funcionalmente extintos

1
Acciones
Pinterest Google+

A todos nos parecen adorables. Inspiran ternura. Sin embargo, puede que dentro de poco solo queden de ellos fotografías y vídeos. Y es que los koalas están funcionalmente extintos. Así lo asegura la Australian Koala Foundation en un informe publicado en mayo. Al parecer solo quedan ochenta mil ejemplares con vida en libertad. Sus hábitats desaparecen a un ritmo vertiginoso. Ya han desaparecido de 41 de los 128 espacios naturales que habitaban. Si nadie lo remedia, estamos ante la que será la última generación de koalas del planeta.

Detrás de las causas de esta extinción se encuentra en primer lugar el cambio climático, seguido de la deforestación. El aumento de la temperatura ha hecho que muchos ejemplares perdiesen la vida. Incluso colonias enteras han muerto. La Australian Koala Foundation hace un llamamiento de urgencia al Gobierno de Australia. ¿Qué se pide? Una ley que proteja a estos animales. «La difícil situación del koala ahora cae sobre sus hombros», asegura la fundación refiriéndose a los políticos australianos.

Koalas, claves para el ecosistema de Australia

Masticando las hojas de los árboles de sus bosques y fertilizando el suelo con sus excrementos, los koalas son clave para el funcionamiento del ecosistema australiano. Sin embargo, ya están clasificadas como vulnerables en Queensland, Nueva Gales del Sur y la zona de Sidney. Y aunque no están catalogados como vulnerables en Victoria o en el sur de Australia, se debe a que se cree que las poblaciones locales ya se han extinguido.

Que los koalas estén funcionalmente extintos significa que la población se ha reducido mucho. Tanto que no tiene ningún efecto en el entorno que lo rodea. Además, el número de ejemplares adultos reproductores que quedan con vida es insuficiente para sostener la especie. Los investigadores aseguran que cualquier tipo de enfermedad genética o patógeno significaría el fin de la especie.

Por el momento, aún hay koalas. Aunque muchos menos de lo que se pensaba. Hay que frenar su posible extinción.

Siguiente noticia

Día Mundial del Medio Ambiente 2019

Siguiente noticia

Nuestros océanos, nuestro futuro