Portada » Lince » La extinción acecha al lince balcánico

La extinción acecha al lince balcánico

1
Acciones
Pinterest Google+

Entre el este de Albania y el oeste de Macedonia habita el lince balcánico, una subespecie del lince euroasiático. También hay algunas poblaciones pequeñas en Kosovo y Montenegro. Sin embargo, muy pronto puede llegar a su fin la vida de esta especie y quedará solo registrada en los libros de historia. Se estima que hay unos cincuenta ejemplares vivos en estado salvaje en el planeta. La caza furtiva y la destrucción de su hábitat son sus principales amenazas.

De esos cincuenta, entre veinte y treinta y cinco habitan en el Parque Nacional de Mavrovo, al norte de Macedonia. Y es que en ese país, esta especie de lince es todo un símbolo nacional. Incluso aparece en una moneda, la de cinco dinares. En Albania se estima que viven entre quince y veinte ejemplares. Protegido desde 1969 y clasificado como ‘en peligro crítico’, este felino –el más grande de los Balcanes– parece que tiene los días contados.

Lince balcánico, peligro crítico

El lince balcánico es considerado una especie en Peligro Crítico por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) y es la categoría de mayor riesgo para las especies en peligro. El lince balcánico también está protegido en virtud del Convenio para el comercio internacional de especies en peligro de extinción en el Apéndice II, el Convenio de Berna en el Apéndice III, la Directiva de la UE sobre hábitats y especies en los Anexos II y IV, así como en todos los países del área de distribución.

Por el año 2006 se inició un Programa de recuperación del lince balcánico (BLRP) con el objetivo de proteger a esta especie. Duró tres años gracias al patrocinio de la Fundación MAVA. Entre sus prioridades están el estudio y la monitorización de la población del lince balcánico, tomando datos sobre su distribución, tendencias en la población y al mismo tiempo, desarrollar una estrategia de conservación. La segunda fase de este programa arrancó en 2010, centrando esfuerzos en el estudio científico del lince balcánico, contando con el apoyo de la Fundación Nacional de Ciencia de Suiza. La tercera fase del BLRP comenzó en 2013 y pretende aumentar la conciencia en escuelas primarias a nivel local, nacional e internacional sobre el estado tan crítico en el que vive el lince balcánico.

Durante este tiempo, tres linces machos fueron capturados y etiquetados con collares GPS y se implementó un sistema de monitoreo intensivo en el área central del Parque Nacional Mavrovo, así como una red de monitoreo de vida silvestre.

En marzo de 2019, Ayhan Özdemir –fotógrafo turco– consiguió captar imágenes de un ejemplar de lince balcánico en la provincia turca de Tunceli. Se trata de las imágenes más cercanas y claras de la historia moderna de esta especie.

Siguiente noticia

Tiburones en el Mediterráneo: una llamada a la acción

Siguiente noticia

Solo quedan 250 mil chimpancés en África