Portada » Curioso » La menopausia en los animales

La menopausia en los animales

0
Acciones
Pinterest Google+

La beluga y el narval –dos especies de cetáceos– son los últimos en sumarse a la lista de animales que tienen la menopausia. Con estas son cinco las especies que experimentan cambios hormonales por los que dejan de tener descendencia. Junto a estas dos, las otras tres especies son la orca, el calderón tropical y los humanos.

La menopausia es un cambio hormonal que se produce en las hembras de humanas entre los 45 y los 55 años, por los que dejan de tener hijos. La pregunta de los expertos es clara. ¿Por qué un animal viviría más de la mitad de su vida sin poder pasar sus genes a otra generación? Y esta pregunta es la que los expertos intentan responder basándose en las especies que sufren la menopausia, pues desde el punto de vista evolutivo, parece no tener sentido.

Investigadores de las Universidades de Exeter y York, en Reino Unido, y del Centro para la Investigación de las Ballenas en el Estado de Washington (EE UU), son los que han metido en la lista de animales con menopausia a la beluga y el narval.

El motivo de la menopausia en los cetáceos

“Para que la menopausia tenga sentido en términos evolutivos, una especie necesita una razón para dejar de reproducirse y una razón para seguir viviendo después de hacerlo”, explica Sam Ellis, investigado de la Universidad de Exeter. “Entre las orcas, la razón para dejar de reproducirse llega de que tanto sus hijos como sus hijas permanecen con la madre durante toda la vida. Por eso, cuanto mayor es la hembra, hay más hijos y nietos suyos en el grupo. Estas relaciones tan estrechas significan que, si ella sigue teniendo crías, va a competir con sus propios descendientes por recursos como la comida”, añade.

Al parecer, las hembras con menopausia eran las encargadas de guiar a su grupo familiar a cazar salmones. Es decir, la sabiduría de las orcas más ancianas era vital para conseguir el alimento básico de estos animales.

“Las hembras de muchas especies siguen siendo líderes hasta el final de sus días, pero siguen reproduciéndose. Este nuevo trabajo revela que las hembras más viejas llegan a la menopausia porque pierden la competición reproductiva con sus propias hijas”, confirma Darren Croftm, autor principal del estudio.

Siguiente noticia

El calentamiento y el reino de los osos polares

Siguiente noticia

Recuperación milagrosa del leopardo del Amur