Portada » Planeta » La Meseta Ibérica, nueva Reserva de la Biosfera

La Meseta Ibérica, nueva Reserva de la Biosfera

3
Acciones
Pinterest Google+

La Reserva de la Biosfera Transfronteriza (RBT) Meseta Ibérica forma parte de programa de la Unesco sobre el Hombre y la Biosfera (MAB), tras su aprobación ayer en París. Se trata de una reserva de la biosfera que reparte su territorio entre España y Portugal, que deberán llevar a cabo a partir de ahora una gestión común de los hábitats, especies y espacios protegidos a ambos lados de la frontera.

El Consejo Internacional de Coordinación del programa MAB de Unesco ha aceptado la propuesta hispano portuguesa de Reserva de la Biosfera Transfronteriza, un amplio lugar donde habitan especies tan emblemáticas como el lobo ibérico, la cigüeña negra, el búho real o el alimoche.

La Meseta Ibérica es ya la reserva más extensa de la Península, con más de 650.000 hectáreas de superficie. El espacio natural se extiende por las provincias de Salamanca y Zamora, y al otro lado de la raya, en Portugal, ocupa las comarcas de Tierra Caliente y Tierra Fría de la región de Trás-os-Montes.

El aislamiento también ha favorecido a esta zona, donde a uno y otro lado de la frontera, separados por el río Duero, se asientan los parques naturales de Arribes del Duero y del Douro Internacional. La declaración se extiende también al Parque Natural de Montesinho, en territorio luso, y a la Sierra de la Culebra y al P.N. de Lago de Sanabria y su entorno que es la mayor masa lacustre de origen glaciar en España, y en cuyo ecosistema se conservan desde turberas de alto valor ecológico hasta tritones ibéricos y náyades. En la zona, también habitan numerosas especies emblemáticas como la cigüeña negra, el abanto, el águila perdicera, el búho real, la nutria europea y el lobo ibérico.

FNYH partícipe del logro de la 15ª Reserva de la Biosfera Transfronteriza del mundo

Fundación Naturaleza y Hombre ha trabajado, desde 2012, junto a la empresa portuguesa Erena en la realización de los estudios previos y en el redacción de los documentos de candidatura que ayer llevaron a la ratificación de la RBT por el Consejo Internacional de Coordinación del programa MAB, gracias a la adjudicación de un concurso público por parte de la Agrupación Europea de Cooperación Transfronteriza ZASNET.

«Se trata de un logro que nos atañe a todos y que va a ayudar a que este espacio transfronterizo de alto valor ambiental sea más conocido y mejor gestionado y conservado, gracias a la cooperación transfronteriza de España y Portugal», comentan en FNYH.

Siguiente noticia

Exploran los ecosistemas profundos de Chipre

Siguiente noticia

A debate la conservación del cangrejo de río autóctono