Portada » Mundo Marino » La protección de los océanos para 2030

La protección de los océanos para 2030

0
Acciones
Pinterest Google+

¿Sabías que actualmente menos del tres por ciento de los océanos están protegidos? Los científicos tienen un reto ambicioso. Para el 2030 al menos el treinta por ciento de los océanos deben estar protegidos. Para ello, un equipo de investigadores –referentes como Callum Roberts o Alex Rogers– han realizado un estudio que puede revolucionar el modo en el que se decida qué áreas deben ser protegidas y para qué. Se trata de un mapa interactivo para explorar los diversos escenarios de protección, los principales puntos calientes de biodiversidad y las amenazas más importantes.

En este sentido, Greenpeace ha publicado un estudio que revela cómo proteger más de un tercio de los océanos del mundo para 2030, un objetivo que, según señala la comunidad científica, es crucial para salvaguardar la biodiversidad y ayudar a mitigar los impactos del cambio climático. El informe se titula 30×30: Guía para la protección de los océanos.

División de los océanos en 25000 unidades

Los responsables del mismo son científicos destacados de la Universidad de York y de Oxford, así como del propio Greenpeace. Durante un año se ha trabajado en su realización. Los investigadores han dividido todos los océanos en 25.000 unidades de 100×100 kilómetros. Luego han mapeado la distribución de 458 características de conservación diferentes, incluyendo la distribución de la fauna, los ecosistemas o características oceanográficas clave, que generan cientos de escenarios posibles para una red mundial de santuarios oceánicos, libres de la actividad humana más dañina.

“La velocidad a la que se ha esquilmado la alta mar de algunos de sus animales más espectaculares e icónicos no deja de sorprendernos”, ha explicado el profesor Callum Roberts, biólogo de conservación marina de la Universidad de York. “Las pérdidas extraordinarias de aves marinas, tortugas, tiburones y mamíferos marinos revelan un sistema de gobierno defectuoso que los gobiernos de las Naciones Unidas deben solucionar con urgencia. Este informe muestra cómo las áreas protegidas podrían desarrollarse en aguas internacionales para crear una red de protección que ayudará a prevenir la extinción de numerosas especies y a que puedan sobrevivir en un planeta que se enfrenta a un cambio global”, continúa.

Tratado Global de los Océanos

El Tratado Global de los Océanos está en negociaciones en la ONU y puede allanar el camino para la protección de los océanos fuera de las fronteras nacionales, que cubren 230 millones de kilómetros cuadrados. “Crear áreas marinas protegidas es fundamental para proteger y conservar la diversidad de la vida marina“, ha declarado Alex Rogers, profesor del Departamento de Zoología de la Universidad de Oxford. “Este informe muestra una aproximación sólida para desarrollar una red global de áreas marinas protegidas en alta mar, basada en el conocimiento acumulado a lo largo de los años por la ciencia sobre la distribución de especies, incluidas aquellas en peligro de extinción, hábitats que se reconocen como puntos críticos de biodiversidad y ecosistemas únicos”, asegura Rogers.

La vida marina de los océanos es de suma importancia, pues captura el carbono de la superficie y lo almacena a gran profundidad. Sin esto, la atmósfera contendría un cincuenta por ciento más de dióxido de carbono y la temperatura del planeta sería excesivamente alta, haciendo imposible la vida. “Nuestros océanos están amenazados como nunca antes en la historia. Por primera vez una investigación demuestra que es completamente posible crear una robusta red de santuarios marinos en todo el planeta. No son sólo líneas dibujadas en un mapa, sino una red de protección coherente e interconectada que abarca zonas de alta biodiversidad de especies, corredores de migración y ecosistemas críticos. Nuestros océanos están en crisis, pero todo lo que necesitamos es voluntad política para protegerlos antes de que sea demasiado tarde”, concluye Pilar Marcos, responsable de la campaña de Océanos en Greenpeace.

Siguiente noticia

Endesa recicla o valoriza casi el 70 % de residuos de la red eléctrica

Siguiente noticia

Ensayan sistemas de detección de minerales respetuosos con el medio ambiente