Portada » Aves » Las aves de las islas son más inteligentes

Las aves de las islas son más inteligentes

0
Acciones
Pinterest Google+

Un estudio revela que las aves que habitan en islas tienen un mayor desarrollo cerebral que las que lo hacen en zonas continentales.

Que el entorno en el que habita una especie animal condiciona su desarrollo no es nada nuevo para la ciencia. Si lo son los pequeños matices que se vayan hallando a partir de esta premisa. Como el reciente descubrimiento al que ha llegado el estudio liderado por los investigadores Ferran Sayol y Daniel Sol, del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (CREAF), adscrito a la Universidad Autónoma de Barcelona, y que se ha publicado en la revista Nature Communications.

La conclusión principal es que la evolución de las especies de aves que habitan en las islas les ha llevado a tener un cerebro más grande debido a la necesidad de afrontar mejor los cambios ambientales frecuentes en este tipo de entornos.

Para el estudio, los investigadores han cotejado las características de un total 11.500 ejemplares de aves de 1.900 especies distintas, ayudados por una reconstrucción de la evolución de las aves durante los últimos 60 millones de años. “Con nuestro estudio sugerimos que la razón por la que las especies isleñas tienen cerebros más grandes que sus parientes continentales es que un cerebro grande les permitiría afrontar mejor unas condiciones ambientales más inestables”, concluye Sayol.

Esta adaptación la impone el hecho de que, al contrario que las especies continentales, las aves isleñas no pueden cambiar de zona geográfica cuando cambian las condiciones de la zona en la que habitan. Por lo que su única opción es adaptarse a estos cambios. La prueba más evidente de que un cerebro más grande supone una ventaja mayor, para Sayol, se encuentra en los seres humanos: “el tamaño extraordinariamente grande de nuestro cerebro nos ha permitido colonizar casi todas las regiones de la Tierra”.

Siguiente noticia

El luto de una orca por su cría

Siguiente noticia

Alaska, el paso de los dinosaurios entre dos continentes