Portada » Mamíferos » La supervivencia de los leones en la naturaleza

La supervivencia de los leones en la naturaleza

5
Acciones
Pinterest Google+

Es el depredador más poderoso de África, sin embargo, el león está catalogado como vulnerable en la lista roja de animales en peligro de extinción. En los últimos años su población ha disminuido y eso hace temer lo peor. ¿Está en peligro este gran felino en la naturaleza? La pérdida de hábitat y la caza son sus principales amenazas.

El rey de la selva. Así lo llaman. Casi todos los grandes animales que conviven con él, forman parte de su dieta. No es de extrañar si tenemos en cuenta que es de las pocas especies que es capaz de matar con asiduidad a presas que sobrepasan los 250 kilos. Aunque también comen presas menores como reptiles, aves, roedores y liebres.

El león en la naturaleza

Son animales grandes y pesados. Los machos alcanzan los 250 kilos de peso y las hembras entre 120 y 180. Pese a ello, pueden llegar a correr a 60 kilómetros por hora. Su cola es de aproximadamente un metro de largo y su cuerpo tiene entre 170 y 250 centímetros de longitud si es un macho o 175 centímetros si es una hembra. Interesante, ¿verdad? Lo es aún más que esté considerado como el único felino salvaje que vive en manada –entre 3 y 30 miembros–.

La caza de estos animales está perseguida en gran parte de países del planeta. Es una especie registrada en la Convención Internacional para el Comercio de Especies en peligro. El comercio de leones debe ser controlado. Si la caza es importante para explicar su estado precario actual, no lo es menos la pérdida de su hábitat. Los asentamientos humanos y el desarrollo de los terrenos agrícolas está disminuyendo su espacio natural. Originarios de Eurasia y África, actualmente solo pueden ser vistos en libertad en África Subsahariana y una región de India, el Parque Nacional Bosque de Gir, único lugar en el mundo donde habita el león asiático.

Siguiente noticia

Abrazar osos panda, el mejor trabajo del mundo

Siguiente noticia

Día Mundial de los Humedales con CEPSA