Portada » Lince » Dos linces adaptados a la cautividad

Dos linces adaptados a la cautividad

2
Acciones
Pinterest Google+

El Zoo Aquarium de Madrid se convierte, con éxito, en un confortable hogar para dos ejemplares de lince. Se trata de dos pequeños felinos que ya no podían volver al medio natural porque habían pasado gran parte de su vida en cautividad. La buena noticia es, por tanto, que ambos han conseguido adaptarse al nuevo entorno del zoo. La razón de que ahora vivan allí es para difundir un proyecto de educación ambiental. La idea es que se expanda el programa de recuperación del lince en la Península Ibérica.

Se llaman Jazmín, de cinco años, y Kalama, de cuatro, y son muy importantes para la divulgación de la conservación de los linces. Así lo explica el consejero de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, quien tiene el objetivo, sobre todo, de concienciar a los ciudadanos de la importancia de la existencia de una especie tan nuestra. El proyecto forma parte del Plan de Cría en Cautividad del Lince Ibérico, que incluye varios ejemplares longevos, que ya no pueden contribuir genéticamente al programa de reproducción. Además, tampoco pueden ser devueltos al medio natural, pues ya están más que acostumbrados a la cautividad. Lo que también tiene su parte positiva: juegan un papel esencial en la concienciación.

El lince en el zoológico

A esta iniciativa de la Junta de Andalucía se han sumado otros centros de la península. En estos momentos, hay varias peticiones del zoo de Córdoba, dos zoológicos de Portugal, en Porto concretamente, y de un parque medioambiental de Andújar. Aún así, hay que mencionar que este tipo de acogidas se iniciaron en el Zoobotánico de Jerez de la Frontera, y más tarde en Lisboa y en Málaga.

Estos ejemplares no se ceden a estos espacios a ciegas. El equipo de Conservación del Lince Ibérico realiza en cada cesión una detallada inspección de los recintos. Se verifican las condiciones de las instalaciones, su seguridad, la cualificación del personal veterinario, la cocina y el programa de verificación. Estos pequeños felinos viven en cautividad, pero con toda la libertad del medio natural y los cuidados de unos profesionales.

Siguiente noticia

La vaquita marina puede decir adiós en México

Siguiente noticia

El cambio climático afecta así al pingüino africano