Portada » Lince » El primer lince boreal que nace en Cataluña en un siglo

El primer lince boreal que nace en Cataluña en un siglo

0
Acciones
Pinterest Google+

Hace once años que un macho y una hembra de lince boreal convivían en el recinto de Món Natura Pirineus, en Lleida. Sin embargo, no habían tenido ni una sola cría. Parecía imposible la reproducción, pero en mayo de 2019 ha saltado la sorpresa. Nació el primer lince boreal o europeo en este centro del Pirinero. Tiene ya dos meses y pesa un kilogramo. Vive junto a su madre en un recinto protegido, aún no puede volver al estado salvaje.

Los padres de la cría llegaron a Món Natura Pirineus en 2008 siendo unas crías. Llegaron procedentes de un centro de fauna situado en Galicia, donde nacieron en cautividad. Fueron cedidos a este otro centro para plantear un proyecto de reintroducción de la especie. Ahora, este nuevo lince podrá reforzar la labor de educación ambiental que se realiza aquí, donde hay otras especies de animales, como el quebrantahuesos, el búho, el corzo, la marta, la garduña o el zorro, entre otros.

El lince boreal y su extinción en el Pirineo

«El lince europeo o boreal (Lynx lynx) se considera extinguido en el Pirineo catalán desde hace algunas décadas. El último dato fiable de su presencia es de un ejemplar que se cazó en los años treinta en el valle de Ribes», explica Miquel Rafa, director de Territorio y Medio Ambiente de la Fundación Cataluña La Pedrera, en declaraciones a El País. No obstante se produjeron algunos avistamientos en los años noventa, pero no se pudo probar que hubiese ningún ejemplar.

La reproducción ha sido de manera totalmente natural, pese a que algunos pensaran que tenían algún problema de infertilidad. Al no haber un proyecto estable de reintroducción de la especie, no podrán volver a la naturaleza. «No hay consenso social para hacer un proyecto así», explica Rafa. En 2016 el Síndico de Aran hizo una propuesta de reintroducción pero acabó con el rechazo de cazadores y ganaderos, recuerda.

 

 

Siguiente noticia

La conservación del chorlitejo patinegro en Galicia

Siguiente noticia

Localizadores GPS para vencejos por primera vez en España