Portada » Lince » Misterio de los linces desaparecidos. Fin a la operación Hélice

Misterio de los linces desaparecidos. Fin a la operación Hélice

6
Acciones
Pinterest Google+

Cerca de un año y medio ha tardado la Guardia Civil en encontrar respuestas al extraño caso de la desaparición de dos linces ibéricos. La historia comenzó el 7 de enero de 2015, cuando miembros de Life+Iberlince encontraron enterrado un collar radio-transmisor en una finca privada del Espacio Natural Doñana. A mediados de julio de 2016, la operación se ha resuelto con la detención de dos presuntos implicados en el caso.

Cuando Life+Iberlince encontró el collar, no tuvo dudas. Había sido manipulado. Pertenecía a Hélice, un macho de lince ibérico que también dio nombre a la investigación. Desde entonces, el Servicio de Protección de la naturaleza de la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva (Seprona) ha sido el encargado de buscar respuestas. Se han llevado a cabo nada más y nada menos que 15 inspecciones en Huelva y Sevilla. Han sido utilizados perros detectores de veneno y la Unidad de Subsuelo de la Guardia Civil. Se han encontrado restos de cadáveres de animales silvestres y domésticos, una escopeta de caza sin documentar, veneno muy tóxico y hasta seis lazos instalados en alambradas. Además, han hallado un vehículo con herramientas y muestras de ADN. Estas muestras han confirmado que se trataba de un lince ibérico, aunque distinto a Hélice. Las herramientas fueron utilizadas para quitar el collar a los animales. Dos personas relacionadas con el coche han sido detenidas como presuntos culpables.

Una operación muy exitosa para la que se han empleado todo tipo de recursos. Recogida de huellas, análisis de ADN y estudio de trazas entre otras técnicas. El cuerpo investigador ha estado formado por agentes del SEPRONA de Huelva, siendo coordinados por la Fiscalía de Medio Ambiente de Huelva y un juez de La Palma del Condado. Agentes del Espacio Natural de Doñanta también han colaborado en el proceso.

Siguiente noticia

América sin su rey de la selva: el jaguar

Siguiente noticia

Andalucía disfruta ya de 170 ejemplares de lince ibérico