Portada » Curioso » Litio, el lince que viajó solo entre Portugal y Barcelona

Litio, el lince que viajó solo entre Portugal y Barcelona

0
Acciones
Pinterest Google+

Su hazaña le ha valido conseguir el apodo de “el lince Marco Polo”.

Hace 19 meses Litio desapareció del refugio para la recuperación de lince ibérico en el que vivía en Portugal. Desde entonces, poco se ha sabido de él, hasta que a principios de junio cuando fue avistado en Barcelona, en una zona boscosa de cercana a Santa Coloma de Cervelló. Fue en ese momento cuando la travesía de este felino comenzó su fin.

Ajeno a que aquel no era su sitio, Litio se había establecido en una zona muy poblada que lo ponía en el punto de mira de cazadores ilegales, así como correr un serio peligro de morir atropellado en las carreteras del lugar. Además, al no ser un hábitat protegido para los linces no existía la posibilidad de que pudiese reproducirse. Nada más conocerse el paradero del osado animal, un equipo de Iberlince se desplazó a Sevilla donde se comenzó a trabajar en su búsqueda y captura con la ayuda de la Generalitat. Colocaron varias trampas usando conejos como señuelos hasta que cayó en una de ellas. Se Daba así por finalizado su viaje de una punta a otra de la Península Ibérica. Digno de hacer una fábula infantil sobre el periplo.

Aunque aún se desconocen los detalles de lo que le depara el futuro a Litio, se ha comunicado que será trasladado a otros espacios con hembras en los que pueda continuar la actividad reproductora que supervisa Iberlince.

Antes del viaje

Litio nació en 2014 en el centro de cría El Albuche, en Huelva. Al principio tuvo problemas de adaptación con el resto de ejemplares por lo que dos años después fue trasladado al Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) en la misma provincia. Allí la evolución de Litio fue a mejor por lo que volvió a ser liberado en el sur de Portugal donde pocos días después comenzaría su viaje perderse la señal del GPS que lo identificaba. El resto, solo el Marco Polo de la fauna ibérica lo sabe.

Siguiente noticia

Día Mundial del Medio Ambiente 2018

Siguiente noticia

Albatross, la película que no puedes dejar de ver