Portada » Mamíferos » Localizan más de 3.300 piezas de marfil en Mong La, ciudad fronteriza con China

Localizan más de 3.300 piezas de marfil en Mong La, ciudad fronteriza con China

0
Acciones
Pinterest Google+

Un equipo de TRAFFIC y de la Universidad de Oxford ha localizado más de 3.300 piezas de marfil y cerca de 50 colmillos de marfil de elefante a la venta en Mong La, una ciudad situada en la frontera de Myanmar con China.

Este hallazgo se produce una semana después de que China destruyera más de seis toneladas de marfil en Guangdong para mostrar su compromiso en la lucha contra el comercio ilícito de marfil.

La mayoría de los habitantes, incuyendo los vendedores de marfil, que se encuentran en Mong La proceden de China. Según informa TRAFFIC el marfil entra en la ciudad de China en su mayoría ya tallado. Un total de veintisiete tiendas que venden marfil habrían sido localizadas, cuyo material procede en su mayoría de África.

Según apunta el profesor Vincent Nijman, Mong La podría ser uno de los mayores mercados de marfil no regulados en Asia, junto a los mercados de Bangkok en Tailandia y de Guangzhou en China, conocidos como los centros para el comercio nacional e internacional ilegal de marfil.

En Myanmar, el comercio de marfil es en su mayoría ilegal, ya que puede haber algo de comercio autorizado de puntas de colmillos de elefantes, y el comercio transfronterizo de marfil está prohibido por las directrices acordadas por los países firmantes de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES, por sus siglas en inglés).

Según la organización, los volúmenes de marfil encontrados en los mercados de Mong La alcanzaron los niveles más altos desde 2006 año en el que TRAFFIC comenzó a monitorizar el comercio de este tipo de piezas en esta ciudad fronteriza.

De hecho, según recuerda TRAFFIC, Myanmar es uno de los tres países en Asia, junto con Laos y Camboya, que nunca ha presentado información sobre los decomisos de marfil al Sistema de Información de Comercio de Elefantes (ETIS, por sus siglas en inglés), la base de datos que gestiona TRAFFIC en nombre de CITES.

Por todo ello, desde la organizaciónn han solicitado a las autoridades de Myanmar que apliquen los acuerdos internacionales y tomen medidas rápidas para acabar con este comercio ilícito de plantas y animales amenazados.

Siguiente noticia

Madrid reforma los tendidos eléctricos para evitar la electrocución de aves

Siguiente noticia

Los delfines afectados por el accidente del Deepwater presentan daños pulmonares