Portada » Planeta » Los bosques de Suecia, quemados por el calor

Los bosques de Suecia, quemados por el calor

3
Acciones
Pinterest Google+

Suecia se enfrenta a una de las peores olas de calor de las últimas décadas, cuya consecuencia principal están siendo los incendios forestales que están acabando con sus bosques.

Frustración. Esa es la sensación que define al equipo de bomberos desplegados en los focos de los incendios que están acabando con gran parte de la vegetación sueca. “Es frustrante, pero nos tememos que el punto álgido no se ha alcanzado aún”, afirmó el coordinador de los Servicios de Protección civil, Peter Arnevall, quien también explico que los esfuerzos sirven como mucho para contener el fuego pero que todos los esfuerzos que se están llevando a cabo no consiguen extinguirlo.

Para los responsables de los servicios de Protección Civil suecos, la situación sólo se puede remediar con unas lluvias que no llegan, y lo peor es que la previsión es que el calor, que ya ha alcanzado la temperatura record de 34ºC, vaya a más en las próximas jornadas, haciendo más difícil la labor de los equipos de bomberos.

Este gran incendio está formado por más de cincuenta focos del fuego repartidos en las regiones de Jämtland, Gävleborg y Dalarna, además de algunos del oeste de Noruega.

Colaboración para apagar el fuego

No solo están desplegados todos los activos y personal disponibles en el país. También han llamado a aquellos bomberos que estaban de vacaciones, así como voluntarios y equipos de protección civil. Además, el gobierno sueco tuvo que solicitar refuerzos a otros países amigos, y han recibido ayuda desde Francia, Italia, Alemania, Polonia, Dinamarca y Lituania con aviones cisterna, camiones de bomberos y efectivos adicionales. Además, también les ha llegado la ayuda de cinco helicópteros alemanes y uno lituano, 44 vehículos de bomberos y 139 efectivos desde Polonia, y 12 vehículos con 55 bomberos daneses.Pese a ello, el fuego sigue quemando los bosques.

Siguiente noticia

Leones, rinocerontes y leopardos en Lugo

Siguiente noticia

Los pájaros y la trampa mortal de las infraestructuras de cristal