Portada » Planeta » Los costes de la sequía comienzan a ser inasumibles

Los costes de la sequía comienzan a ser inasumibles

7
Acciones
Pinterest Google+

La Península Ibérica se enfrenta a la sequía más severa de los últimos 25 años, y las pérdidas empiezan a ser más que notables. No llueve. Y las temperaturas no hacen más que subir su media cada año.

No se salvan ni siquiera los cultivos de secano, los que no necesitan agua para mantenerse. La escasez de lluvias, una de las muchas consecuencias del más que evidente cambio climático que asola al planeta ante la pasividad de los líderes mundiales, nos está saliendo muy cara en términos no solo económicos, sino en nuestra salud. Los embalses y pantanos están ya por debajo del 37% de su capacidad, en Madrid el aire ya ha superado el límite saludable para respirar, los agricultores son incapaces de afrontar las pérdidas de las cosechas, las más duras desde 1992, y en 120 municipios ha sido necesario el uso de camiones cisterna para abastecer de agua a su población.

En un artículo anterior ya hablamos del aumento de esta situación que registraba a 2016 como el año más caluroso de los últimos 137, y el presente 2017 va camino de quitarle el puesto. Si la situación no cambia, la península se aventura hacia un aumento importante de las zonas de desérticas.

Sin recursos

El problema de sequía se ve seriamente agravado a la hora de buscar soluciones o, al menos, paliativos, ya que durante los años de bonanza hídrica no se ha llevado a cabo una política de ahorro y reservas para superar este tipo de circunstancias, por otro lado, perfectamente previsibles, pues los periodos climáticos son cíclicos.

 

Siguiente noticia

Yuco, el paraíso turquesa

Siguiente noticia

Teresa Ribera: «No frenar el cambio climático supone un sufrimiento desmesurado para gran parte de la humanidad»