Portada » Biodiversidad » Los furtivos y otras trabas a la recuperación del lince ibérico

Los furtivos y otras trabas a la recuperación del lince ibérico

1
Acciones
Pinterest Google+

El 2018 pasa a la historia del lince como el segundo año con mayor número de atropellos del felino en la historia.

La recuperación del lince parce uno de esos caminos en los que das tres pasos hacia delante y dos hacia atrás. Parece no, lo es. Las labores de ONG WWF deberían reflejar mejores cifras para el lince de no ser por los atropellos y la actividad de los furtivos. En el segundo caso, una causa de mortalidad «infraestimada», según el responsable del Programa de Especies de la ONG, Luis Suárez.

Esta situación se convierte en el principal obstáculo para la consolidación de la recuperación del lince ibérico. Aunque los atropellos registrados durante este año han sido 27, para Suárez, la cifra podría estar por encima de los 30 al no contabilizar los ejemplares no monitorizados. Aún así, en la mayoría de los casos de atropello, el cuerpo es encontrado a diferencia de la caza furtiva, donde difícilmente se llega a tener conocimiento de la pérdida. Suárez equipara la cifra a la de 2017, el otro año con mayor indice de bajas por atropello, y señala que estos están siendo años «anormalmente altos». Pese a ello, la población sigue en aumento.

Puntos negros

Un 20 por ciento de los atropellos se produce en «puntos negros» conocidos. Aunque se está trabajando en mejorar las infraestructuras, como el paso subterráneo de la autovía Madrid-Sevilla, y la actitud de las administraciones es positiva, el proceso es lento. Recientemente se ha comenzado a advertir un nuevo punto negro en la carretera A-4 a la altura de Almuradiel, en Ciudad Real.

Furtivos

Hace unos días se halló muerto un lince con más de 300 perdigones en el cuerpo disparados a bocajarro. El suceso disparó las alarmas de una causa de mortalidad a la que no se le presta la atención que necesita. Pese a que solo se conocen las muertes de los linces marcados con radiotransmisores, en 2017 se registraron ocho linces muertos por furtivos y estima que la cifra de 2018 ha sido similar, según explica Suárez.

Siguiente noticia

Así afecta el cambio climático a los ríos mediterráneos

Siguiente noticia

Inseminan a una leona asiática para salvar a la especie