Portada » Ciencia » Los osos polares recurren a las ballenas para alimentarse

Los osos polares recurren a las ballenas para alimentarse

0
Acciones
Pinterest Google+

El deshielo obliga a los osos polares a aprovechar los cuerpos varados de las ballenas al desaparecer sus áreas de caza.

Cuando el alimento escasea, todos los seres vivos del planeta se vuelven menos exigentes con su dieta. Es lo que le ha pasado al oso polar, que ante el deterioro de su ecosistema y, por lo tanto, de sus fuentes de nutrición se ha visto a incluir la carne de ballena en su menú. Cosa que antes no ocurría. Pero ni por esas el oso polar, una de las especies más castigadas por el deshielo, encuentra un respiro. La escasez ha llegado también a la población de ballenas de algunas regiones y no dan al oso suficiente para estas raciones de emergencia.

Los períodos cálidos en la historia de la Tierra son duros para los osos polares. Normalmente cazan focas para sobrevivir a estos periodos, sin embargo, ahora, una investigación publicad en la revista Nature sugiere que los osos sobrevivieron a las altas temperaturas con los restos de los cadáveres de las ballenas.

Kristin Laidre, de la Universidad de Washington, y su equipo calculó que una ballena cabeza de arco proporciona tanto alimento a un oso polar como 1,300 focas, la presa principal de los osos. Los investigadores analizaron el tamaño de la población de varias especies de ballenas del Ártico y dedujeron que el cuerpo de muchos ejemplares al morir flota hasta llegar a hielo firme en lugar de hundirse en el océano. Los osos hambrientos recurren a este regalo del mar para sobrevivir.

No obstante, como señalábamos, el equipo de científicos mantiene que esta compensa podría no ser suficiente para sostener a los osos polares, ya que el clima continúa calentándose, la población de ballenas sigue mermando en muchos lugares debido también a la caza por parte del ser humano. A ello se suma el desarrollo costero y en alta mar que puede estar impidiendo que los cuerpos varados lleguen hasta los osos.

Siguiente noticia

El visón europeo, en serio peligro de desaparecer

Siguiente noticia

Los herbívoros de gran tamaño ayudarían a reducir los incendios