Portada » Mundo Marino » Los peces se están quedando sin olfato

Los peces se están quedando sin olfato

2
Acciones
Pinterest Google+

El motivo de esta pérdida olfativa en los peces es el ácido carbónico en el océano.

El porcentaje de dióxido de carbono en el agua de los mares y océanos frente al oxígeno está aumentando considerablemente. Esto provoca la generación del ácido carbónico que, según se ha descubierto, afecta a las capacidades de los peces para detectar y diferenciar olores.

Esta es la conclusión a la que ha llegado un estudio realizado recientemente en la Universidad de Exeter. Cosima Porteus, directora de la investigación, contó que para la realización del estudio “comparamos el comportamiento de la lubina juvenil con los niveles típicos de CO2 en las condiciones oceánicas actuales, y los previstos para el final del siglo”, ello dio lugar a una observación reveladora: las lubinas en aguas ácidas nadaban menos y tenían menos capacidad de respuesta ante el olor de un posible depredador. Además, muchos de los ejemplares examinados tendían a quedarse completamente inmóviles, lo que podría ser un síntoma de ansiedad.

Sobre la capacidad de la lubina para diferenciar olores, la investigadora explica que “el sentido del olfato de la lubina se redujo a la mitad en agua de mar que se acidificó con un nivel de CO2 previsto para el final del siglo. Su capacidad para detectar y responder a algunos olores asociados con los alimentos y las situaciones amenazantes se vieron más afectadas que en otros olores”.

Los científicos temen que el impacto del aumento del CO2 siga creciendo en los próximos años, y no saben cómo o si podrán las especies animales que habitan el océano adaptarse a las nuevas condiciones. El hecho de que el problema sea de dos tipos —pérdida de olfato e incapacidad para diferenciar los olores— podría ser un obstáculo mayor en esa adaptación.

Siguiente noticia

Dos nuevos atropellos de lince elevan a diez la cifra en Andalucía

Siguiente noticia

Conociendo al mochuelo europeo