Portada » Biodiversidad » Los pingüinos rey de la Antártida se reducen un 88 por ciento

Los pingüinos rey de la Antártida se reducen un 88 por ciento

2
Acciones
Pinterest Google+

La colonia de pingüinos que antes cubría casi la totalidad de una isla cercana a la Antártida se encuentra en una situación de declive masivo sin explicación científica.

Es la segunda colonia más grande el mundo y en menos de cuatro décadas ha sufrido una disminución drástica tanto de su población como de su actividad reproductora. Del medio millón de parejas activas que se estimaba que existía en 1980, hoy a duras penas quedan algunas decenas de miles.

Los grupos reproductores del Aptenodytes patagonicus, más conocidos como pingüinos rey, ocupan tierras sin vegetación en las islas del Océano Austral, incluida la remota Ile aux Cochons. Las imágenes de helicópteros y satélites tomadas en 1982 y 1988 mostraron que la isla albergaba alrededor de 500,000 parejas reproductoras, un censo solo superado por la colonia de pingüinos de barbijo, Pygoscelis antarctica, en las Islas Sandwich del Sur.

Será que no se les ha prestado la atención necesaria hasta ahora. Pero una nueva y desconcertante vista al mismo lugar, con las mismas técnicas de observación sobre la misma población realizadas entre 2015 y 2017 por Henri Weimerskirch y su equipo del Centro Nacional Francés de Investigación Científica (CNRS por sus siglas en francés) en Villiers, muestra que la vegetación ha invadido gran parte del área reproductiva de las parejas de pingüinos. Los investigadores calculan que las cifras de la colonia han disminuido en un 88% en 35 años. Es decir, en el pasado 2017, quedarían unas 60,000 parejas reproductoras.

La situación es que, hasta el momento, casi un tercio de los pingüinos rey del mundo han desaparecido. Y lo peor, los investigadores no tienen una explicación concluyente para esta disminución y, por lo tanto, las tareas para evitar la reducción de la colonia se ven muy dificultadas. Por lo que se sabe, la desaparición de parejas reproductoras podría seguir aumentando en las próximas décadas.

Siguiente noticia

La alianza de los volcanes contra la capa de ozono

Siguiente noticia

El pez que menos tarda en madurar