Portada » Mundo Marino » El luto de una orca por su cría

El luto de una orca por su cría

1
Acciones
Pinterest Google+

La mamá orca llevó a su cría sin vida por el océano en una escena que podía intuirse como todo un gesto de dolor.

A veces el reino animal nos sorprende y sobrecoge con la capacidad para sentir de sus miembros. Una de ellas acaba de ocurrir en el Océano Pacífico en la zona de Victoria, Canadá.

El 24 de julio una orca dio a luz a una cría, quedando registrado su nacimiento como un ejemplar aparentemente sano en esa misma fecha. Pero, por desgracia, el recién nacido murió solo tres día después hundiéndose su cuerpo hacia el fondo.

Hasta aquí, la historia es triste. Pero lo más conmovedor viene con la reacción de la mamá orca. Negándose a dejar atrás a su cría, la orca estuvo tres días empujando repetidamente el cuerpo sin vida hacia la superficie a la vez que se desplazaba con el resto del grupo de orcas.

Desde el Centro de Investigación de Ballenas, aseguran que el animal sabía perfectamente lo que estaba pasando y el porqué lo hacía. La orca madre, así como el resto del grupo, era consciente de que el ballenato había muerto, por lo que este suceso se considera un ritual fúnebre. Un acto de luto. Una cuestión “cultural” dentro del reino animal.

El ritual toma carácter de mensaje medioambiental en una zona en la que la población de esta orca ha disminuido drásticamente. Actualmente existen unos 75 ejemplares y la tasa de natalidad, sin contar el ballenato muerto, en los últimos años ha sido cero. Desde las plataformas ecologistas no dudan en señalar a la actividad humana como el principal factor del deterioro del ecosistema. Especialmente, con el exceso de pesca del salmón, alimento principal de las orcas.

Siguiente noticia

Día de la Sobrecapacidad de La Tierra: ya hemos consumido los recursos de todo el año

Siguiente noticia

Las aves de las islas son más inteligentes