Portada » Planeta » Más contaminación, menos vida

Más contaminación, menos vida

1
Acciones
Pinterest Google+

La contaminación atmosférica puede provocar enfermedades como el cáncer de mamá y de estómago, parkinson o partos prematuros, además de acortar sensiblemente la vida de las personas más expuestas.

¿Habéis observado alguna vez al llegar a una ciudad conduciendo en pleno ocaso esa campana gris que envuelve a la población? Es polución. O, de una forma menos amable, suciedad en el aire. Dióxido de carbono y otras combustiones, emisiones de gas, etc. que respiramos día a día y que nos perjudican constantemente sin que sepamos que nos causa tal o cual afección. Siempre se ha relacionado esta contaminación con problemas respiratorios o cardiovasculares, pero la investigación llevada a cabo por Julio Díaz, del Instituto de Salud Carlos III, ha revelado que las consecuencias para nuestro organismo son mucho más graves, pudiendo desembocar incluso en una muerte prematura.

“El polvo atmosférico afecta a la salud humana”, afirma tajante otro de los participantes en el estudio, el director del Centro de Investigación Atmosférica de Izaña, Emilio Cuevas. Los datos obtenidos, recopilados de todas partes del planeta, apuntan a que la mayor manifestación de esta realidad se da “en Japón, en varones, mayores de 75 años, no fumadores, con hipertensión o diabetes y con fallo crónico renal”, tal y como se señala desde la Agencia EFE.

Según el mismo estudio, las cifras de la contaminación se encuentran entre los 60.000 y los 120.000 kilogramos de polvo atmosférico por por segundo. Es decir, de 2.000 a 4.000 millones de toneladas anuales. Pero no solo en las ciudades se emite polvo a la atmósfera, las emisiones agrícolas en zonas áridas generan “unos 100 millones de toneladas al año”.

 

Siguiente noticia

Los buitres negros vuelve a la Sierra de la Demanda

Siguiente noticia

Yuco, el paraíso turquesa