Portada » Lince » Más linces ibéricos gracias a las reintroducciones

Más linces ibéricos gracias a las reintroducciones

2
Acciones
Pinterest Google+

La mayoría de vosotros sabéis cuáles son los grandes problemas a los que se tienen que enfrentar los linces ibéricos. Los atropellos, la caza furtiva y los ahogamientos son los principales. A pesar de todo, la población de linces ibéricos sigue creciendo dando buenos resultados. Se prevé que en este 2016 se alcancen los 30 cachorros. De momento, han nacido 24 crías en las zonas de Extremadura, Castilla-La Mancha y Portugal gracias a las reintroducciones. En Extremadura –en el Valle de Matachel– han nacido 10 cachorros de tres hembras, en los Montes de Toledo 14 de 4 hembras, en Sierra Morena Oriental 5 crías de 2 y en Portugal otros 5 de 2 hembras.

Ramón Pérez de Ayala, responsable de los proyectos de conservación del lince ibérico de WWF, ha asegurado que se están reintroduciendo ejemplares en cuatro áreas de Andalucía, dos de Castilla-La Mancha (Montes de Toledo y Despeñaperros), dos en el valle de Matachel de Badajoz y uno en el valle del Guadiana en Portugal. «Comenzamos en 2014-2015 y este año ha habido reproducción en todas las zonas. Más de 30 cachorros fuera de Andalucía, el éxito ha sido total en Castilla-La Mancha. El lince es bastante agradecido y tiende a superar nuestras mejores expectativas ya que no esperábamos tener cría en todas las zonas al segundo año”, ha señalado Pérez de Ayala.

Lo más asombroso es que el especialista sostiene que se podrían superar los 450 ejemplares. El último censo de 2015 se cerró en 404 linces. Este año, el conejo en Doñana –alimento principal del felino– no se encuentra en buen estado y, por ello, el progreso en esta zona está estancándose.

La otra cara de la moneda: dieciséis linces muertos en 2016

Este año han fallecido ya dieciséis ejemplares. Solamente dos murieron por causas naturales y otros dos por causas desconocidas. Pérez de Ayala ha señalado que en 2015 se ocasionaron algunos atropellos más por las mismas fechas y que, aunque en estos últimos años se han implantado nuevas medidas para que mueran menos ejemplares, las administraciones deberían de tomarse más en serio el problema.

Siguiente noticia

Conoce al Angelote, el lince del mar

Siguiente noticia

La posidonia en Estepona tendrá más zona protegida