Portada » Planeta » México y la prohibición de los plásticos

México y la prohibición de los plásticos

1
Acciones
Pinterest Google+

México ha dicho basta. Al menos diez estados han legislado la prohibición de plásticos y artículos desechables en los últimos años en México. Todo un reto para que la población cambie hacia opciones biodegradables. En 2019 se ha sumado el estado de Jalisco a la lista. Un listado que busca disminuir el uso de plástico para reducir la contaminación que llega a los océanos y favorecer así el buen desarrollo del medio ambiente.

La legislación se puso en marcha el 1 de enero y a partir del año 2020 se prevé imponer multas a quien se salte las restricciones. Jalisco quiere cambiar el uso de bolsas de plástico por otras reutilizables, así como reducir o eliminar envases de unicel para alimentos y bebidas, eliminar el uso de botellas de plástico y el uso de popotes (cañitas).

Anualmente son trescientos los millones de toneladas de plástico que se producen y muchas de ellas terminan contaminando las aguas de nuestro planeta. Es parte de la justificación de esta medida impulsada por Juan José Cuevas, regidor de Puerto Vallarta, uno de los destinos de playa más demandados de Jalisco.

Microplásticos en las playas de México

Eva Rose Kozak, investigadora del campus Costa Sur de la Universidad de Guadalajara, ha explicado en declaraciones a Efe que se han encontrado microplásticos de hasta cinco milímetros en las aguas superficiales de las playas de Cuastecomates y Barra de Navidad –al sur de Jalisco–, así como en las de Manzanillo y Santiago, del estado de Colima.

Jalisco se suma así a los estados de Baja California, Chihuahua, Sonora, Durango, Tamaulipas, Veracruz, San Luis Potosí, Jalisco, Ciudad de México y Nuevo León, que ya habían regulado su legislación para prohibir el uso del plástico. También se han llevado a cabo iniciativas en ciudades como Tijuana, Aguascalientes y Querétaro.

Greenpeace México ha asegurado que en México se utilizan al año unas 650 bolsas de plástico por persona y que su vida útil es de doce minutos.

Siguiente noticia

Argentina inaugura su mayor parque nacional

Siguiente noticia

Una lluvia de arañas en Brasil