Portada » Ciencia » Una colmena sin reina

Una colmena sin reina

3
Acciones
Pinterest Google+

Desde pequeños nos dicen que las abejas se encargan de producir la miel en sus panales. Que hay muchas obreras y una abeja reina encargada de poner los huevos tras ser fecundada por el macho –el zángano–. Pero esto no siempre es así. Hay algunas curiosidades enormes en la naturaleza. Ahora, gracias a un estudio publicado por un equipo de investigadores procedentes de Suecia y Sudáfrica, hemos podido conocer un poco más sobre la historia de la abeja de El Cabo. Se trata de un tipo de abeja que es capaz de reproducirse sin reinas, ni machos. De forma asexual, todas sus crías son hembras e invaden otras colmenas para poder reproducirse por telitoquia, un tipo de reproducción que se basa en el desarrollo de células sexuales femeninas que no han sido fecundadas.

Es un proceso tan complejo como extraño en la naturaleza. Por eso, este equipo de investigadores ha intentado averiguar sus causas. El objetivo es entender el proceso de la reproducción sexual. El equipo ha sido dirigido por Andreas Wallberg, de la Universidad de Uppsala, en Suecia. Para llevar a cabo esta investigación, han cogido el genoma al completo de un grupo de abejas de El Cabo y lo han comparado con el de otros tipos de abejas procedentes de África.

Los resultados no son definitivos, ni mucho menos. Aunque algunos trozos del genoma pueden arrojar pistas de por qué este tipo de abejas pueden invadir otras colmenas y seguir teniendo descendencia sin necesidad de ser fecundadas por un macho y sin tener abeja reina.

“Nos ayudará a entender cómo los genes controlan diversos procesos biológicos y de comportamiento. Además podríamos entender mejor por qué algunas especies se reproducen asexualmente y comprender la ventaja evolutiva de las relaciones sexuales, una cuestión que no siempre es fácil de explicar”, asegura Matthew Webster, del Departamento de Bioquímica Médica y Microbiología de la Universidad de Uppsala y coautor del estudio.

Siguiente noticia

¿Qué ocurre con el Quebrantahuesos?

Siguiente noticia

Nuevas crías de halcón peregrino