Portada » Ciencia » Un nuevo felino prehistórico hallado en Madrid

Un nuevo felino prehistórico hallado en Madrid

2
Acciones
Pinterest Google+

El felino ha sido hallado en los yacimientos madrileños del Cerro de los Batallones y presenta un esqueleto con estructuras óseas prehistóricas y actuales.

Todas las especies son susceptibles de tener un eslabón perdido y los felinos parecen haber dado con el suyo. Los investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) y de la Universidad de Alcalá (UAH), responsables del descubrimiento, han bautizado al curioso esqueleto felino como Leptofelis vallesiensis, que significa gato esbelto del Vallesiense, época en la los investigadores estiman que existió el animal hace 9 millones de años.

Las primeras deducciones apuntan a que se trató de un felino de un tamaño y peso similar a los gatos siameses actuales, entre 7 y 9 kilos, era carnívoro, esbelto y, por sus cuartos traseros, parecidos a los de una gineta, se trataba de un gran saltador.

Es precisamente su combinación ósea, siendo la parte delantera similar a la actual y la trasera a felinos primitivos, lo que ha llamado la atención del grupo de científicos, “Es un buen ejemplo de lo que los paleontólogos llamamos mosaico de caracteres”, explica el investigador del MNCN y coordinador del estudio, Manuel Salesa, algo que es “característico en especies intermedias de muchos grupos de carnívoros”.Gracias a esta combinación, y a una musculatura adaptada a las características de su esqueleto, el felino podía dar grandes saltos que le servían tanto para protegerse de depredadores como para cazar aves.

El Leptofelis vivió tanto en zonas arbóreas como en zonas despejadas de maleza. El descubrimiento sirve para arrojar luz sobre “la evolución de los felinos que era desconocida hasta ahora: la que transcurrió durante el Mioceno superior”, según ha explicado Gema Siliceo, investigadora de la Universidad de Alcalá.

Siguiente noticia

Las ciudades con transportes más sostenibles

Siguiente noticia

España baja en el Índice de Acción Climática